Cholila Online

 

El actual entrenador de Argentina y Tapia se volverán a ver las caras dentro de dos semanas.Cómo continuará la historia de Jorge Sampaoli en la Selección.

A Jorge Sampaoli cuesta encontrarle algún acierto durante el Mundial. La muy pobre versión de Argentina en Rusia 2018 generó desencanto entre los dirigentes, el periodismo y el público. La relación del técnico con los históricos de la Selección terminó muy desgastada. Cuatro de los integrantes de su cuerpo técnico ya comenzaron a transitar otro camino: Sebastián Beccacece, Nicolás Diez, Francisco Meneghini y Martín Bressán dejaron de formar parte de la Selección, distanciados del entrenador. Pese a todo ello, el escenario, que ya después de la caída ante Francia en los octavos de final del Mundial parecía dado para el final del ciclo de Sampaoli, puede llegar a cambiar.

Hoy esa es una chance concreta, nacida de la encrucijada en la que se encuentran Claudio Tapia y Daniel Angelici, los principales dirigentes de la AFA. Tapia y Angelici no logran salir de su laberinto porque dejaron de creer en las capacidades de Sampaoli y pretenden que renuncie, algo que el técnico no está dispuesto a hacer ya que quiere cumplir el contrato que firmó hasta después del Mundial de Qatar 2022. Y a eso se le suman otras dos situaciones: los 22.000.000 de dólares que pretende cobrar el técnico si es que lo echan y la falta de un candidato potable para reemplazarlo, ya que los que más seducen, Diego Simeone, Marcelo Gallardo y Mauricio Pochettino, hoy no están interesados en dejar sus clubes.

Llegado el caso, los otros nombres que más suenan partiendo de la base de que Pep Guardiola es un imposible, son los de Ricardo Gareca o Matías Almeyda, dos entrenadores que hoy están desocupados pero que tienen muchas ofertas. A decir verdad, tanto Gareca como Almeyda serían las primeras dos opciones por descarte, no por convencimiento absoluto. Y el último antecedente de un técnico contratado por descarte, el de Edgardo Bauza cuando al frente de la AFA estuvo la Comisión Normalizadora comandada por Armando Pérez, estuvo lejos de dar buenos resultados.

Tapia y Angelici ya saben que Sampaoli les pedirá una revancha cuando se reúnan en Buenos Aires, posiblemente dentro de dos semanas. El técnico tiene pensado irse de vacaciones y atenerse al reglamento FIFA, que establece que todos los futbolistas e integrantes de cuerpos técnicos que estuvieron abocados al Mundial, tienen derecho a tomarse quince días de vacaciones. Sampaoli quiere que la situación se enfríe todo lo que se pueda y, como gesto de buena voluntad ante la ida de Beccacece de la dirección técnica del Sub-20, está dispuesto a ofrecerse a dirigir a los juveniles en el torneo de La Alcudia, a partir del 28 de este mes en España.

Ante este complejo y hasta insólito escenario, y en medio del arrepentimiento de la cúpula de la AFA por haberle firmado un contrato tan extenso a Sampaoli, Nicolás Russo, presidente de Lanús y hombre que dice respaldar a Tapia y a Angelici, ya se pronunció a favor de darle al casildense la posibilidad de seguir al menos hasta la Copa América que se jugará el año próximo en Brasil.

Si bien no fue confirmado oficialmente, el próximo compromiso de la Selección mayor sería el 11 de septiembre, ante Colombia en Nueva Jersey. Quedan poco más de dos meses para ese amistoso y las incógnitas alcanzan no solo a si seguirá Sampaoli, sino también a Lionel Messi. El capitán de la Selección aún no se pronunció respecto de qué piensa hacer con su futuro en el conjunto nacional. Dos interrogantes de los grandes, que ponen a la Argentina en un contexto de crisis, incómodo por donde se lo mire.

Fuente: infobae.com

Publicar un comentario

 
Top