Cholila Online

 

El arquero del Porto y la actriz rusa fueron dos de los protagonistas de la fiesta inaugural del Mundial.

Ahora sí, se terminó la espera. El jueves se realizó la fiesta inaugural de Rusia 2018 en el Estadio Luzhnikí de Moscú y así se dio inicio a la vigésima primera edición del Mundial de Fútbol.

Dos de los protagonistas que tuvo este evento colorido fueron Iker Casillas, exarquero del Real Madrid, y Natalia Vodiónova, supermodelo y actriz rusa: ellos fueron los encargados de sacar la Copa del Mundo del maletín y mostrársela a los miles de fanáticos presentes y a los millones de televidentes que siguieron el evento.

Sin embargo, solo uno de ellos pudo tocar y levantar el trofeo: el futbolista. ¿Por qué? Según el reglamento de la FIFA los únicos autorizados a entrar en contacto con este ícono del fútbol son aquellos que se hayan consagrado campeones del mundo y los jefes de estado.

Casillas fue el arquero de la Selección de España en Sudáfrica 2010. Este fue el primer Mundial que conquistó La Roja, luego de derrotar por 1-0 a Holanda en la final gracias a un gol de Andrés Iniesta en tiempo suplementario.

De hecho, se dio en más de una oportunidad que llevaron la Copa del Mundo a distintos países que nunca ganaron esta competencia y sus principales figuras solo pudieron observarla. Esta situación se vivió en Colombia, cuando El Pibe Valderrama debió mirar cómo el presidente Juan Manuel Santos recibía el trofeo.

tn.com.ar

Publicar un comentario

 
Top