Cholila Online

 

Poco antes de las 18:30 de ayer, la réplica del submarino ARA San Juan construida por la Agrupación Isabel pasó por el cruce de las rutas 3 y 39 arribando a Comodoro Rivadavia luego de casi cinco meses de viaje donde se recorrieron 12 localidades del país llevando este homenaje a los 44 tripulantes de la nave desaparecida el 15 de noviembre de 2017.

Tras el regreso fueron muchos quienes se alegraron del retorno de la réplica al verla circular por la ruta, en medio de bocinazos y aplausos, no obstante por el momento la misma permanecerá guardada en el galpón utilizado por la agrupación a la espera de definiciones en torno a su emplazamiento.

Respecto a ello Gonzalo Pérez, integrante de la Agrupación Isabel explicó que “nosotros habíamos hecho la vela desmontable porque nos habían dado lugar en el Chalet Huergo para ubicarlo pero quedó una charla pendiente sobre ello, aún nadie se comunicó. Esto será un patrimonio porque vamos a donarlo pero lo que queremos es que no se cobre entrada para verlo porque es de todos los argentinos”.

Una odisea

En cuanto al viaje con la réplica de 16 metros de largo, 5,80 de alto y 4 metros de ancho, sostuvo que el viaje fue una odisea para todos donde pasaron buenos y malos momentos pero pudieron cumplir con el objetivo de que muchas personas pudieran verlo. “Emprender este viaje fue un sueño, estoy orgulloso de ser argentino y de que hicimos esto por los 44 centinelas del ARA San Juan” dijo, y añadió que “nos recibieron muy bien en todas las ciudades, tuvimos sin sabores pero me quedo con gratitud y recuerdos porque el camión prácticamente pasó a ser un santuario donde tenemos estampitas, gorras, remeras, camperas, cuadros y muchas cosas”.

Asimismo, agradeció a todas las personas que colaboraron para que el viaje sea posible ya sea con comida, alojamiento, combustible y en especial a los excombatientes que fueron quienes los ayudaron de sobremanera.

No se pudo

Con cierta melancolía, Pérez sostuvo que la falta de la extensión del permiso vial hizo que tuvieran que detener su marcha en San Nicolás, lo que evitó que pudieran concurrir al norte del país para hacerle un homenaje a la única submarinista mujer de los 44 tripulantes del ARA San Juan, razón por la que tuvieron que regresar, por lo que lamentó que pese a haber hablado con muchos funcionarios no se logró, no obstante espera que en algún momento pueda ser una realidad; mientras tanto continuarán con el trabajo solidario de la agrupación.



http://diariocronica.com.ar

Publicar un comentario

 
Top