Cholila Online

 

El gerente de PROTEL SRL y que administra la programación de Canal 9 de Comodoro Rivadavia, Daniel Fasciglione, se deslindó de la causa “Revelación”, que en una de sus derivaciones investiga si hubo lavado de dinero en el marco del salvataje a este medio de comunicación. Aseguró que el Gobierno de la Provincia nos ahogó financieramente” y que “los fiscales nos dijeron que el canal iba a quedar para Victoria, la hija de Das Neves”.

La Justicia investiga si fondos provenientes de la sobrefacturación de la obra pública fueron destinados a la concursada estructura del medio que gerencia Fasciglione. La operatoria, que incluyó entrega de cheques, es investigada en el marco de la causa “Revelación”, que –en una de sus derivaciones- mantiene con prisión preventiva al empresario Federico Piccione y al periodista Andrés Ninín.

En ese contexto, Fasciglione explicó que “antes de que todo esto pase nosotros denunciamos a (el periodista Andrés) Ninín porque no cumplió con el dinero. La empresa sigue estando concursada, tan complicada como antes”.

“A Federico Piccione lo vi una sola vez. Tuvimos una reunión donde él quería saber el estado de la empresa (PROTEL) porque le interesaba invertir. Hubo una única reunión, después no volvimos a tener ningún tipo de contacto. A los dos meses aparece Andrés (Ninín), diciendo algo parecido, que representaba a un grupo inversor y que le interesaba invertir en la empresa”, dijo.

“Estábamos atravesando la primera etapa del concurso y estábamos ahogados financieramente. Cuando llega a un punto en el que no podés pagar -en un concurso de acreedores – la empresa se va a la quiebra directa. Entonces buscábamos con quién asociarnos para poder sacar la empresa adelante. En ese momento teníamos contacto con un grupo de medios en Buenos Aires, que también podía llegar a asociarse, pero era más que nada una absorción porque publicitariamente no les interesaba”.

“Al estar concursados, las acciones de la empresa están bajo la órbita del juez, y son patrimonio de los acreedores. Si la empresa quiebra, los acreedores se cobran con las cosas de la empresa. No puedo ni vender ni enajenar, pero sí hacer un contrato, contratar gente, armar cargos, cualquier cosa que mantenga la empresa funcionando”, explicó.

En contacto con Radio Del Mar, aclaró que “Ninín nunca nos dijo quién era el grupo inversor. Si bien no éramos amigos con Andrés ni habíamos trabajado juntos, yo sabía de su paso por el Sindicato de Camioneros y por la prensa de (el gobernador) Mariano Arcioni. Empezamos a hablar de las condiciones. Apareció un abogado del lado de ellos, pero duró una semana discutiendo los puntos de acuerdo”.

Comentó que todo esto se desarrolló cuando Mario Das Neves asumió como gobernador y al igual que a otra gente de medios “les robó la plata por cobrar. Todos tuvimos que bancarnos eso, con la cuestión de un decreto de no sé qué cuernos. Nos dejó sin trabajo. El ahogo financiero – a principios del 2016 – era terrible”, dijo y recordó la huelga de trabajadores de Canal 9 con quema de cubiertas en la ciudad.

“Las condiciones del grupo inversor era poner 500 mil pesos por mes: enero, febrero y marzo, que eso era más o menos el desfasaje mensual que la empresa tenía. Ese dinero lo depositaron en la cuenta de la empresa”, dijo y añadió: “yo fui citado por los fiscales, al igual que otros socios de la empresa. Le dispuse toda la documentación. Le dimos todo lo que nos pidieron. Ese contrato lo que hacía era ponerlo a Ninín como administrador. Yo le di un poder de administración general”.

Manifestó que “estoy seguro de que figuro en la causa (Revelación) como testigo, no como imputado; incluso en una de las últimas charlas que tuve con (el fiscal) Héctor Iturrioz, le dije que en cada movimiento pregunto qué puedo hacer y qué no. El me dijo que podía hacer lo que quería y que si necesitaba custodia que le avise. Yo aporté documentación”, comentó.

“Lo que les llamaba la atención a los fiscales era que nosotros lo denunciamos a Ninín por no cumplir con el acuerdo, lo intimamos porque nos dejó más endeudados que antes. Son internas que surgieron de ese maldito contrato”, dijo y agregó: “La empresa estaba concursada y sigue estando concursada; está tan complicada como antes. Con el diario del lunes es fácil entenderlo, pero primero, el gobierno de la provincia ahogó la empresa económicamente y financieramente y nos dejó con cero trabajo“, cuestionó.

Finalmente aseguró: “nos dijeron que la hija de Mario Das Neves (María Victoria Das Neves) se iba a quedar con el canal. De ahí a que sea cierto es otra cosa”.



 ADN Sur

Publicar un comentario

 
Top