Cholila Online

 

Los distintos proyectos habitacionales ejecutados en Trelew (mejoramientos de viviendas o Plan Techos), sumado a la limpieza constante de sumideros, alcantarillas, o canales decantadores, evitó complicaciones en la ciudad, tras la copiosa lluvia. Incluso el permanente repaso y relleno de calles facilitó el escurrimiento del agua, en zonas que dificultaban la transitabilidad y generaban anegamientos.

Las familias que sufrían las inclemencias del tiempo, a partir de la activa presencia del municipio local, soportan ahora las adversidades climáticas propias de la región, mientras transcurre el período otoño-invierno. La asistencia del Ejecutivo, manifiesta a través de los beneficios sociales como el reparto de leña o los bonos de gas, apaciguan de igual modo el crudo frío en esta época.

Los barrios más afectados también soportaron las precipitaciones que iniciaron el fin de semana, salvo algunas calles vecinales que aún no fueron alcanzas por el asfalto o la compactación. Apenas comenzada la lluvia, como es habitual, el municipio mediante varias áreas activó el protocolo de emergencia, cuyo propósito es prevenir y actuar ante complicaciones.

Leve

La lluvia fue leve, pero constante. Y afortunadamente no hubo serias intervenciones. Algunos casos excepcionales fueron atendidos, aunque no manifestaban gravedad. Un dato no menor: el reparto de nylon ya no es tan intenso como al inicio de la gestión actual. De hecho, el Gobierno propuso terminar con el reparto del material sintético concluidos los cuatro años de conducción municipal.

El trabajo coordinado y organizado de las áreas afectadas a atender la demanda devenida por la lluvia, posibilitó respuestas inmediatas. Conocida la llegada de las precipitaciones a la zona, el trabajo preventivo consistió en la limpieza de sumideros, alcantarillas y canales decantadores. Caída el agua, la nula presencia de residuos permitió el escurrimiento fluido de la corriente en sectores que habitualmente quedaban aislados. 

Mejoramientos

La presencia territorial municipal en barrios vulnerables –sin descuidar el requerimiento de otros sectores menos afectados-, posibilitó que las familias soportasen los riesgos que representan las lluvias permanentes. Las innumerables viviendas mejoradas en la ciudad disminuyeron considerablemente los reclamos; y es un dato que merece atención, habida cuenta que a menudo se requería la ayuda estatal, ya sea con nylon, frazadas y otros artículos, que cuando la lluvia daña, se transforman en primera necesidad. 

Pronóstico

Tras la lluvia, según el Servicio Meteorológico Nacional, se prevé la llegada de un frente frío con temperaturas inferiores a 0 grado. Los datos también son sostenidos por la Estación Experimental INTA Chubut: habrá “heladas y cielos pocos nubosos”, dice el último parte del organismo Nacional. La información agrega que “el sábado ingresará un aire cálido del norte del país provocando máximas de 15 y 17 grados”. 

Más allá del parte oficial, el Comité de Emergencia municipal continuará funcionando.

Publicar un comentario

 
Top