Cholila Online

 

En una audiencia de control desarrollada esta mañana en sala de oficina judicial, ubicada en el tercer piso de tribunales, el Ministerio Público Fiscal representado por el funcionario de fiscalía Gustavo García Antón imputó a un hombre por haber cometido delitos de abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal, en perjuicio de una menor de 13 años.

Los hechos habrían ocurrido desde aproximadamente el 9 de diciembre de 2012 hasta el 4 de mayo de este año, cuando el imputado sacó provecho de la confianza brindada debido a la cercanía en cuanto a la convivencia y tanto en su domicilio, en un barrio de Trelew, como en caminos de la zona, procedió a someter sexualmente a la víctima.

Para llevar adelante los aberrantes hechos, el hombre la mantenía amenazada, señalando que mataría a su madre o le pasaría con el auto por encima, además de enseñarle permanentemente un arma que poseía.

De acuerdo a lo relatado, los abusos habrían comenzado cuando la nena tenía 8 años, siendo de carácter simples, pero cerca de cumplir 10 años los mismos pasaron a ser con acceso carnal, procediendo a partir de un tiempo a efectuarlos en forma reiterada, aprovechando la ausencia de la madre y la confianza brindada por esta última.

Según el funcionario los hechos encuadran en abuso sexual calificado en modalidad de delito continuado en concurso real con hechos reiterados de abuso sexual con acceso carnal, artículo 119, párrafos 1, 2 y 3 del inciso b, y 45 del código penal, siendo la pena mínima de ocho años. Solicitó la apertura de investigación, además de la prisión preventiva hasta la audiencia preliminar y la realización de diversas medidas, quedando la investigación a cargo de la fiscal general Griselda Encina. 

La defensora Angela Gómez Lozano pidió que su cliente fuera revisado por el cuerpo médico forense para que se considere si puede permanecer en un centro de detención, debido a que tiene diversas lesiones, mientras que el asesor de menores Pablo Rey coincidió en lo expuesto por el Ministerio Público Fiscal, indicando que desde la asesoría se siguió muy de cerca este caso, acompañando a la víctima y sus familiares desde el momento que se puso en conocimiento lo sucedido.

Así el Juez Sergio Piñeda consideró que el hecho es de graves características, y valoró las evidencias presentadas por la fiscalía, resaltando la pena en expectativa para argumentar sobre el peligro de fuga y el entorpecimiento, teniendo en cuenta la influencia que podría ejercer sobre la víctima y presuntos testigos, y resolvió la prisión preventiva hasta la audiencia preliminar del imputado, autorizando a la realización de algunas medidas solicitadas por las partes.

Publicar un comentario

 
Top