Cholila Online

 

Las organizaciones gremiales que participaron esta mañana en la segunda marcha de protesta convocada por la CGT y la Juventud Sindical Nacional (JSN) en rechazo de los aumentos tarifarios coincidieron en señalar que "la situación general por la que atraviesan los trabajadores desembocará en medidas de fuerza nacionales mucho más duras".

La central obrera convocó hoy a la segunda marcha de protesta en rechazo del aumento de los valores de los servicios públicos, que incluyó una puesta en escena respecto del significado de ese incremento para "el pueblo trabajador" y una movilización desde el Palacio de Tribunales, en Talcahuano al 500, hasta el Obelisco, en pleno microcentro.

El cotitular de la central sindical -que volverá a elegir autoridades en el Congreso Extraordinario del próximo 22 de agosto, con un único secretario general a la cabeza-, Juan Carlos Schmid, instó al consejo directivo obrero a trabajar y planificar "una medida de fuerza de mayor dureza", con paro general incluido, en repudio de "la política económica".

Esa convocatoria a "una mayor dureza" del también jefe de la estratégica Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y de los gremios marítimos, portuarios y de la industria naval (Fempinra), fue acompañada por aeronavegantes, lucifuercistas, camioneros, textiles, ladrilleros, impositivos, judiciales y calzado, entre otras entidades.

Los participantes también rechazaron cualquier acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en una marcha que se transformó en "la continuidad de la movilización del 4 de este mes hacia el Ente Nacional de Regulación de la Electricidad (ENRE), en Perú al 100 de la Capital Federal, en rechazo de ese aumento tarifario.

Los trabajadores montaron otra vez una escenografía para ejemplificar el significado del incremento de los servicios públicos sobre los trabajadores y, en ese sentido, un actor personificó al ministro de Energía, Juan José Aranguren, y distribuyó billetes de 5 mil pesos, rodeado de asistentes que cargaban los devaluados papeles en carretillas. 

El reclamo de hoy fue encabezado por Schmid y el líder de los aeronavegantes y secretario de Juventud y Protección de la Niñez de la CGT, Juan Pablo Brey.

Luis Cáceres, titular de la Unión Obrera Ladrillera (Uolra) y referente del Movimiento Evita, sostuvo que "el regreso al FMI era sólo una cuestión de tiempo y, por lo mismo, no es una sorpresa para los trabajadores, ya que las políticas neoliberales, de flexibilización y ajuste son parte de la receta de siempre, cuyo resultado será idéntico, por lo que se impone de forma urgente la unidad sindical para detener ya mismo esas estrategias".

"La CGT "no se queda en declaraciones, y continuará convocado a marchas contra el tarifazo y la preocupante situación económica, porque millones de argentinos padecen no ya un ajuste sino un verdadero estrangulamiento de las condiciones de vida. Este camino desembocará en medidas de fuerza más duras. Se está preparando el terreno para organizar un paro nacional ante una realidad que no se aguanta", dijo Schmid, quien aseguró que "el plan económico no es compartido por la mayoría de los argentinos".

Además, Schmid adelantó que el movimiento obrero "no se avendrá a discutir absolutamente nada sobre los convenios colectivos y la legislación laboral" vigente.

En la protesta también participaron trabajadores guincheros, señaleros y de peajes.

Publicar un comentario

 
Top