Cholila Online

 

Presidió el acto Gladys Olavarría, quién junto a Mariel Suárez y Mónica García, juezas penales conformaron el tribunal; por el Ministerio Público Fiscal asistió Camila Banfi, fiscal general. Por la querella Karina Jurado; la defensa de Fleitas fue ejercida por Cristina Sadino y Viviana Barillari, defensoras públicas; en tanto que la de Aguirre fue llevada por Alicia Dramesino, abogada particular del mismo. Asimismo se encontraban presentes en la sala familiares de la víctima acompañados por una profesional del SAVD.

Pablo Lobos, segundo Jefe de la Brigada local recordó que un testigo le menciona que Jurado tuvo problemas con Aguirre por el tema de la carne. Otro vecino menciona un VW Bora, color gris con vidrios polarizados y lo describe. Una vecina oye disparos de arma de fuego y ve tres personas que huyen por Cayelli hacia Colonos Vascos, y los gritos de la hija de la víctima. El auxiliar de la justicia memoró que de una de las cámaras de seguridad capta el paso del VW Bora gris en fuga y golpea en un badén.

Seguidamente la hija de la víctima recordó que aquella noche terminaron de cenar y escuchan ruidos fuertes afuera, intenta asomarse, pero su padre se le adelanta. Corrió la cortina y el vidrio que se rompe. Barretean y abren la puerta e ingresan y golpean en la cabeza a su padre. “Escuché disparos y vi a mi papá sangrando, pasó todo muy rápido”, aseguró. Luego sale al portón y se desvanece.

Otro de los testimonios escuchados en la fecha fue el de un empleado de la víctima, que cuando llegó al lugar del hecho “estaba tapado en brazos de su hija”. Luego lo llevan a la Comisaría y recordó que se comentaba que a Aguirre, Jurado lo había denunciado con los de Bromatología.

El ilícito ventilado en debate acontece el pasado 10 de febrero de 2017, cuando siendo las 23.15 hs. aproximadamente, Mauricio Fleitas, Diego Aguirre junto a dos personas más, aun no identificadas, se hacen presentes en el domicilio de la víctima sobre calle Colonos Vascos y Cayelli. Aguirre que conducía un automóvil VW Bora, color gris, se baja y marca la casa de la víctima. Mientras que Fleitas y uno de sus acompañantes, aún no identificado, ingresan a la propiedad por los techos. Estos últimos forcejean con Jurado en la puerta de su domicilio, la víctima recibe un golpe con un hierro y Fleitas efectúa dos disparos, uno de ellos impacta sobre el cuerpo de la víctima quitándole la vida. Uno de los disparos ingresa por los pulmones provocándole su muerte por shock hipovolémico. Inmediatamente huyen a bordo del automóvil Bora, donde los esperaba Aguirre y otra persona que oficiaba de campana. Calificando legalmente el hecho como “homicidio en ocasión de robo”, en calidad de autor para Fleitas, y de partícipe necesario para Aguirre.

Publicar un comentario

 
Top