Cholila Online

 

A lo largo de toda la mañana del martes se concretó en los tribunales penales ordinarios la quinta jornada de debate oral y público donde se ventila el homicidio del empresario de la carne Orlando Jurado acontecido el pasado 10 de febrero de 2017, que tiene como imputados a Mauricio Fleitas y Diego Aguirre. Entre los testimonios sobresalientes de la fecha se encuentra los de dos miembros de los Equipos Técnicos Multidisciplinarios del Ministerio Público Fiscal y el de la médica forense que practicara la autopsia al cuerpo de la víctima y el examen mental obligatorio a ambos imputados

El primer testigo realizó la extracción física y lógica de tres celulares secuestrados en la causa. Así mediante una herramienta de origen Israelí, se levanta toda la información que posee el teléfono sin que se puedan alterar su datos. El informático leyó mensajes de texto de la pareja de Aguirre que corroboran la versión acusadora que a la hora del hecho no estaba con ella.

En tanto que el segundo miembro de los ETM’s se le requirió la pericia sobre el formato sábana de la empresa a la que pertenecían dichos celulares y analizó que celdas de las antenas se activaron la noche en la que se produce el homicidio. Ante una pregunta de la defensa de Aguirre el informático ubicó una llamada saliente, el día del hecho, a las 23.16 hs. en la antena de la Av. Polonia al 850, es decir la antena más cercana al lugar del homicidio.

Seguidamente prestó testimonio Magali Fuscagni, la médica forense que practicara la autopsia al cuerpo de la víctima y los exámenes manteles obligatorios a los dos imputados. Acerca de la autopsia recordó que fue practicada en la morgue del Hospital, el cuerpo presentaba múltiples lesiones, escoriaciones, equimosis y una herida contusa en el hueso temporal derecho. Asimismo una herida de arma de fuego en el hombro izquierdo con una orientación de izquierda a derecha, de adelante hacia atrás y de arriba hacia abajo. Estableciendo como causa de muerte por “shock hemorrágico irreversible debido a herida de arma de fuego en torax”.

Respecto de los exámenes mentales obligatorios que les practicara a ambos imputados, Aguirre y Fleitas, la galena concluyó que se presentaron a los exámenes lucidos y colaboradores, comprenden la criminalidad de sus actos y saben distinguir entre el bien y el mal. No presentan enfermedades mentales y son capaces de dirigir sus acciones. Tienen capacidad para delinquir, concluyó la forense.

El ilícito ventilado en debate acontece el pasado 10 de febrero de 2017, cuando siendo las 23.15 hs. aproximadamente, Mauricio Fleitas, Diego Aguirre junto a dos personas más, aun no identificadas, se hacen presentes en el domicilio de la víctima sobre calle Colonos Vascos y Cayelli. Aguirre que conducía un automóvil VW Bora, color gris, se baja y marca la casa de la víctima. Mientras que Fleitas y uno de sus acompañantes, aún no identificado, ingresan a la propiedad por los techos. Estos últimos forcejean con Jurado en la puerta de su domicilio, la víctima recibe un golpe con un hierro y Fleitas efectúa dos disparos, uno de ellos impacta sobre el cuerpo de la víctima quitándole la vida. Uno de los disparos ingresa por los pulmones provocándole su muerte por shock hipovolémico. Inmediatamente huyen a bordo del automóvil Bora, donde los esperaba Aguirre y otra persona que oficiaba de campana. Calificando legalmente el hecho como “homicidio en ocasión de robo”, en calidad de autor para Fleitas, y de partícipe necesario para Aguirre.

Presidió el acto Gladys Olavarría, quién junto a Mariel Suárez y Mónica García, juezas penales integraron el tribunal de debate; por el Ministerio Público Fiscal asistió Camila Banfi, fiscal general. Por la querella Karina Jurado; la defensa de Fleitas fue ejercida por Cristina Sadino y Viviana Barillari, defensoras públicas; en tanto que la de Aguirre fue llevada por Alicia Dramesino, abogada particular del mismo.

Publicar un comentario

 
Top