Cholila Online

 

El pasado jueves se concretó en sede de los tribunales penales ordinarios del barrio Roca la audiencia de revisión de la prisión preventiva que cumple el imputado. La funcionaria de fiscalía solicitó se mantenga la prisión preventiva sobre el mismo ya que se encuentra próximo el vencimiento de ésta establecida en la audiencia de control de detención. Por su parte la defensora pidió su libertad y subsidiariamente su libertad con presentaciones ante la autoridad judicial.

Presidió el acto Mariel Suárez, jueza penal; por el Ministerio Púbico Fiscal se hizo presente Lorena Garate, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Lilian Borquez, defensora pública.

La funcionaria de fiscalía solicitó se mantenga la prisión preventiva que viene cumpliendo el imputado desde la audiencia de control de detención en virtud que persisten los riesgos procesales por los que le fuera dictada dicha medida de coerción. Requiriendo se mantenga dicha medida por el termino de 4 meses, el tiempo que resta para culminar con la investigación, o

bien hasta la audiencia preliminar. Existen en el legajo elementos de convicción suficiente para considerar al imputado como probable autor del hecho que se investiga. La funcionaria se refirió al peligro de fuga por las gravísimas características del hecho y la pena que se espera como resultado del procedimiento. Si la víctima menor no hubiera sido atendida inmediatamente por profesionales en el Hospital hubiera perdido la vida, por la gravedad de las lesiones que presentaba. La funcionaria argumentó que la libertad del imputado podría entorpecer la investigación ya que podría influir sobre testigos para que se comporten de manera reticente. Calificando el pedido como razonable y proporcional al hecho investigado.

En contraposición la defensora se opuso a lo solicitado por la representante de fiscalía ya que no le asiste razón. “No se han argumentado correctamente los peligros procesales, se ha hecho únicamente una enumeración de los mismos. Llama la atención que a dos meses de iniciada la investigación no se han traído elementos distintos a los plasmados en la audiencia de control de detención”. En cuanto a la gravedad del hecho y la pena en expectativa que no pueden ser tomadas como fundamento de la prisión preventiva, sino que la medida de coerción se transforma en un anticipo de pena. Respecto del entorpecimiento no se ha traído ningún elemento objetivo que indique que esto puede ocurrir. Por todo ello solicitó se rechace el mantenimiento de la prisión preventiva de su pupilo y se otorgue la libertad del mismo; subsidiariamente requirió su libertad con presentaciones semanales ante la Oficina Judicial hasta la finalización de la etapa de investigación y la prohibición de alejarse de la ciudad sin permiso judicial. También la prohibición de acercamiento a la víctima, a su madre y a los vecinos.

Finalmente la jueza penal resolvió mantener la prisión preventiva que pesa sobre el imputado ya que nos encontramos ante un hecho de suma gravedad que abona el peligro de fuga. Y el plazo por el cual se pide la medida de coerción es fundado, proporcional y razonable, consideró la jueza. Asimismo consideró la existencia del peligro de entorpecimiento por lo cual prorrogó la prisión preventiva que cumple el imputado por el término de 4 meses.

Publicar un comentario

 
Top