Cholila Online

 

El Gobierno Provincial nunca le abonó sus trabajos de motor en varios vehículos oficiales, incluso la camioneta Toyota Hilux que usaba el fallecido gobernador Mario Das Neves. La deuda tiene más de un año y sin los intereses llega a los 532 mil pesos.

Cansado de no tener respuestas volvió al Ministerio de Economía para ser atendido por el propio Alejandro Garzonio y que le abonen al menos parte de la deuda para no quedar en la calle con su familia. No tuvo mayor suerte: le dijeron que analizarían su caso particular y la semana próxima le daban una respuesta.

Víctor explicó que por esta deuda del Gobierno con él “tenemos que dejar la casa, nos quedamos en la calle porque llegó la carta documento de desalojo”. Tienen órdenes de pago de los trabajos firmadas hace un año.

Todo comenzó cuando “la ministro de la Familia, Leticia Huichaqueo, nos llevó la Toyota en la que andaba el gobernador, incluso dijo que se la guarde en especial a ella, además una camioneta Master de quince asientos, una Ford Ranger, una Chevrolet S10 del COSE y una Kangoo también del COSE. Esas dos últimas camionetas fueron pagadas y entregadas pero el resto quedaron clavadas ahí”.

“Compré los repuestos con ahorros que teníamos y tampoco me los abonaron. La ministro me llevó las cosas y su esposo me dijo `Poné vos la plata para los repuestos y en quince días te pagamos todo´. Después apareció a probar las camionetas, si estaban en condiciones. Tenemos un papel firmado por él que las camionetas estaban en condiciones, andando, pero nunca las fueron a retirar”.

Los repuestos en ese momento costaron unos 600 mil pesos. “Ocupamos en eso los ahorros que teníamos por las dudas de enfermedad de algún hijo, para no ir a molestar a nadie”.

Para cobrar la deuda “me canse de venir a Economía, el exministro Oca nunca me atendió. Fueron incluso a buscar los vehículos un montón de veces pero no se las quise dar hasta que no paguen. Las camionetas están en condiciones para el retiro”.

“La estamos pasando mal porque quedamos en la calle con los chicos. Recibimos una primera carta de desalojo en junio del año pasado pero dio la casualidad que ganamos un premio del Telebingo, una camioneta, que vendimos y pudimos pagar la deuda. Pero ahora no tenemos nada más que vender y tenemos nuevamente una orden de desalojo”.

Sus hijos tienen 20, 18, 15, 14 y 12 años.

Publicar un comentario

 
Top