Cholila Online

 

El intendente de Trelew, Adrián Maderna, y el juez de Faltas, Marcelo Gélvez, presenciaron este miércoles las tareas de demolición del exobrador de Inducon. “El bien jurídico tutelado acá, es el bien común que tiene que ver con la tranquilidad de los vecinos”, que insistentemente pidieron demoler estas construcciones que eran utilizadas como refugio de los delincuentes, y aptas para la proliferación de roedores e insectos, señaló el juez de Faltas.

El conflicto jurídico con los propietarios del inmueble comenzó en 2013, pero durante todo este tiempo hubo reconsideraciones y apelaciones; razón que dilató la demolición de las estructuras en ruinas. Afortunadamente, tras varios años, la resolución del Tribunal de Faltas quedó firme y el municipio pudo efectivizar las tareas.
“Por suerte se llevó a cabo la demolición. Uno lo que hace es verificar de acuerdo a lo que planificó mentalmente. Quizás, cuando lo plasma en una resolución es muy frío, pero cuando está presente en el lugar se da cuenta de cómo son las cosas”, consignó Gélvez.

Las tareas culminaron antes de los tiempos previstos por los funcionarios municipales.

Maderna, estuvo acompañado por el secretario de Desarrollo Social y Acción Comunitaria, Héctor Castillo; el responsable de Planificación, Obras y Servicios Públicos, Marcelo Montserrat; y el coordinador de Intendencia, Eduardo Montes Roberts.

Publicar un comentario

 
Top