Cholila Online

 

Está claro que la Legislatura se convirtió  en una caja de sorpresas. Sin embargo lo que ocurrió ayer, con diputados que tuvieron que sesionar en penumbras, a viva voz  y sin taquígrafo, no tiene registro.

Con la sesión ya comenzada, a pocos minutos de leerse la parte introductoria de la minuta, el gremio decidió entrar en retención de servicios. Primero cortó el audio de los micrófonos y taquígrafos. Después directamente dejó sin luz el recinto.

La medida se tomó en el momento. Es que desde la Asociación de Empleados Legislativos (APEL) se reclamaba a los diputados incluir una resolución con la aprobación de un aumento del 8% que quedaba pendiente del año pasado y que no había entrado en vigencia. Ante la negativa del cuerpo, la APEL se reveló.

Pese a la extraña situación, aún con los diputados en el recinto y en penumbras, el jefe de bloque del Frente para la Victoria, Javier Touriñán, hizo una moción para que se trataran las modificaciones al decreto de ajuste 184 del Gobierno.

Ello permitirá una revisión caso por caso de la eliminación que estaba prevista para las horas cátedra y las horas guardia, que ponía en riesgo la continuidad laboral de trabajadores de Educación y Salud.

Tras un breve cuarto intermedio para ver cómo se seguía, todos los bloques aprobaron la iniciativa presentada por la diputada Florencia Papaiani para
evitar que con el decreto del Ejecutivo quedaran desvinculados agentes del Estado.

En medio de un clima enrarecido, a lo que se suman sucesivos paros que han impedido la actividad legislativa en el último mes, también se aprobó de forma unánime que de acá en adelante se pueda sesionar fuera de la Legislatura en caso de que haya impedimentos.

Tras lo cual la vicepresidenta primera, Jacqueline Caminoa (Cambiemos), quien estaba a cargo de la Presidencia por ausencia de Adrián López, levantó la sesión. Fueron los temas excluyentes ante la imposibilidad de seguir adelante debido a la retención.

“No pudimos llevar adelante una sesión que era importante, creo que una de las leyes trabajadas en conjunto era dar una respuesta al pedido de gremios estatales sobre esta cuestión que se está dando en respuesta al decreto 184 donde se están cometiendo algunas injusticias y lamentablemente en el medio de la sesión nos hemos quedado sin sonido, sin taquígrafos y hasta sin luz”, explicó Papaiani.

Indicó que “como el espíritu de todos los diputados era votar esa ley, el diputado Touriñán tomó la iniciativa de que todo los firmáramos, sancionarlo a viva voz y es el aporte lamentablemente en estas condiciones, en un momento tan crítico donde lamentablemente se está acallando la Legislatura cuando debería ser el momento donde más viva debería estar la voz de todos nosotros”.

Sobre la actitud tomada por la APEL, la diputada expresó que “llama la atención, respeto que puedan hacer sus medidas de fuerza porque entiendo que la situación de la provincia no les escapa, pero hacerlo de esta manera en un momento donde la provincia requiere que trabajemos normas importantes, llama la atención y da lástima”.

Javier Touriñán, jefe de bloque del Frente para la Victoria, también dio su visión del inédito episodio: “Ante la medida de fuerza que no fue avisada, no hubo previamente el aviso de que tomaban la medida, directamente cortaron la luz, cortaron los taquígrafos y habían necesidad de sesionar porque había una ley que estaba siendo mal interpretada y que requiere la aclaratoria. Para dar seguridad a los trabajadores, sobre todas las horas cátedra, guardia y de campaña para Vialidad e ingresos y egresos de la administración”.

Y manifestó que “realicé una moción que si a futuro y visto el año turbulento se requiere, sesionar fuera de Legislatura como ya se hizo, se puede hacer y prescindir de los taquifrafos por un equipo de grabación y sonido”. Las opciones podrían ser el Tribunal de Cuentas o el Superior Tribunal de Justicia.

Por último, respecto  al pedido del gremio, detalló que “reclaman un compromiso en paritarias en octubre del año pasado donde se le da una modificación del índice salarial y era un incremento de sueldo. Hoy no es el momento oportuno para dar un aumento para nadie. Parece que el gremio no lo entiende. No pueden detener un Poder del Estado”.

Diputados modificaron la Ley de Ajuste

De forma unánime los diputados ayer sancionaron una Ley que modificar el Decreto 184 de Ajuste, por el cual entre otras cosas estaba prevista la eliminación de horas cátedra y horas guardia, algunas de las modalidades de contratación que utiliza de forma discrecional hace tiempo el Estado provincial.

El proyecto fue presentado por la diputada Florencia Papaiani, del Frente de Agrupaciones, y buscaba evitar desvinculaciones en el Estado, y además que se entre en contradicción con la Ley de Emergencia Económica, donde no se permitía el despido de ningún empleado público.

Dentro de las modificatorias, el artículo 1 establece que queda “expresamente establecido que la precedente declaración no impedirá la realización de negociaciones colectivas previstas en la Ley X Nº 39, ni las que se lleven a cabo en el ámbito del Poder Legislativo y Judicial y que las disposiciones de la presente Ley no autorizan en modo alguno la disminución ni la modificación de los rubros salariales que integran la remuneración de los empleados públicos cualquiera sea la modalidad de contratación; incluidos los conceptos de horas cátedra y  horas guardia, contratos de locación de servicios u obra de monotributistas y otras modalidades de contratación que implican una relación laboral que estuvieren vigentes al 9 de enero de 2018”

Se explicita que “la presente normativa no resulta aplicable a los funcionarios y a la planta política. Queda expresamente exceptuado de las disposiciones de la presente Ley el Banco del Chubut S.A”.

Este segundo punto, sí habilita a que se eliminen la modalidad de las horas cátedra como “sobresueldos” de los funcionarios.

Así lo explicó Papaiani: “La ley trabaja sobre las horas guardia, las horas cátedra, contratados, monotributistas, todas las relaciones con el Estado que se han llevado adelante como una forma de contratación en los últimos años y que el decreto elimina de forma general. Apelamos a que la gente que tiene su trabajo con esta modalidad sea resguardada, que por supuesto estamos a favor que el Ejecutivo pueda llevar adelante una visión sobre lo que tenga que ver con sobresueldos, pero que no se toque a los trabajadores”.

Lo aprobado estipula que “los contratos vigentes al 31 de diciembre del 2017 que se desarrollaron bajo  una prestación de servicios, locación de obra  o cualquier otra modalidad que hubiese implicado desarrollar tareas en la administración deberán ser prorrogados al 31 de diciembre del 2018.  La misma prórroga se efectuara al personal que sea remunerado únicamente bajo la modalidad  `horas cátedra´ y `horas guardia´.

Exceptuase de esta prórroga al personal contratado  o bajo la modalidad `horas cátedra´ y `horas guardia´, que ingresen a la planta transitoria durante 2018”.

Publicar un comentario

 
Top