Cholila Online

 

Héctor Daniel Quidulef (28) fue imputado como presunto autor de los delitos de robo simple y resistencia a la autoridad. El joven fue detenido por la policía luego que ingresara a una carnicería de donde sustrajo dinero y bebidas alcohólicas. La Fiscalía obtuvo un plazo de cuatro meses para culminar la investigación.

En la sala de audiencias de la Oficina judicial se realizo una audiencia de control de la detención y formalización de la investigación. El acto judicial fue presidido por el Juez Daniel Pérez. La Fiscalía estuvo representada por el funcionario Ezequiel Castro Albornoz. El sospechoso, en tanto, recibió el asesoramiento legal del abogado adjunto de la Defensa Publica, Gustavo Oyarzun.

Al inicio de la audiencia Castro describió el hecho que investigara la Fiscalía.  En este sentido afirmo, que el 12 de abril a las 04:10 en una carnicería ubicada sobre calle Alberdi entre España y Perito Moreno.

En esa ocasión, el imputado- junto a otro sujeto no identificado- rompió el vidrio del local comercial y una vez en el interior habría sustraído dinero en efectivo de la caja registradora y dos latas de cerveza.

Asimismo, el investigador sostuvo que esta situación fue observada por un testigo, quien dio aviso inmediato a la policía. En este marco, los sospechosos observaron la llegada de la policía y escaparon del lugar. En la huida arrojaron algunos de los elementos sustraídos.

Al llegar a la esquina de calle España y Uruguay, Quidulef fue aprendido por la policía. En ese procedimiento, el procesado arrojo patadas y golpes de puño contra el personal policial. 

Con respecto a la calificación legal, Castro, explico que la conducta que se le atribuye al imputado, es constitutiva del delito de robo simple en grado de tentativa, en concurso real con resistencia a la autoridad (artículos 45, 55, 164 y 239 del Código Penal).

En otro orden, el representante de la parte acusadora, peticiono al magistrado que declare legal la detención del joven y les otorgue un plazo de cuatro meses de investigación. También requirió una prohibición de contacto entre Quiduleff y el comercio afectado. 

Por último, manifestó que no se presentan riesgos procesales que ameriten el dictado de una medida restrictiva de la libertad. En consecuencia, pidió la libertad del imputado y que se presente en las Oficinas del Área de Criminalística, a los fines de que se le aplique el protocolo único de identificación de personas.

A su turno, Oyarzun no formulo objeciones a la pieza de inicio de la investigación. Tampoco se opuso a los pedidos efectuados por el Ministerio Publico Fiscal.

Así las cosas, Pérez resolvió tener por formalizada la investigación preparatoria de juicio contra Héctor Quiduleff en orden de los hechos expuestos en la audiencia y la calificación legal escogida por la Fiscalía.

También otorgo el plazo de investigación requerido por los investigadores, declaro legal la detención efectuada por el personal policial y estableció la prohibición de contacto.

Publicar un comentario

 
Top