Cholila Online

 

Un grupo de funcionarios del Instituto Provincial de la Vivienda encabezado por la gerente general Ivana Papaiani concurrió este viernes al Área 17 a dar explicaciones a unos 30 vecinos sobre los problemas de continuidad y calidad en las refacciones de los tabiques sanitarios.

La reunión se dio luego de varios encuentros mantenidos entre funcionarios municipales con vecinos y con autoridades del IPV.

“Desde hace algunas semanas, los concejales del oficialismo y parte del ejecutivo municipal estamos trabajando con los vecinos del Área 17 para resolver los problemas que tienen con las refacciones de los núcleos húmedos del el barrio. Hemos tenido algunas reuniones con ellos, otras con las autoridades del IPV y este viernes logramos que por la mañana nos reciban junto a un pequeño grupo de vecinos en la institución y que a la noche que fueran dar explicaciones al barrio”, indicó Ercoli.

En la reunión estuvieron presentes los secretarios de Haciendo, a cargo de Gobierno, Esteban Castán; y de Planificación y Desarrollo Urbano, Federico Ercoli; lo concejales del PJ-FpV, María Antonia Gómez y Federico González; y el director de Asociaciones Vecinales, Malcom Viton.

“Desde el Municipio estamos bastante conformes con la recepción de los funcionarios del IPV y con que hayan ido al barrio a dar explicaciones a los vecinos. Más allá de que no siempre las respuestas convencen a todos, siempre es bueno que los funcionarios hablen con la gente y les den las explicaciones necesarias. La semana que viene volveremos a juntarnos todos e iremos viendo y analizando los avances de la obra”, expresó Ercoli.

“Más allá de las dificultades económicas que puede tener la provincia y lo que esto puede generar, nosotros pretendemos que se cuide al vecino y esto es a lo que el IPV se comprometió a partir de ahora: cuidar la parte humana. La empresa puede reclamar, tiene su derecho y eso no se discute, pero hay otras formas de hacerlo y no agarrando al vecino de rehén para que le saquen los pagos, Eso es lo que nosotros criticamos”, destacó. 


Los reclamos

La refacción de los núcleos húmedos consiste en cambio total de las cañerías de los baños, cocinas y lavaderos, pintura de esos ambientes y renovación de azulejos. Los vecinos reclaman que la obra está parada, en algunos casos a mitad de camino, y denuncian mala calidad en los materiales utilizados para la construcción.

Ercoli explicó que “los vecinos están reclamando calidad de obra, que continúen con las tareas, que una de las empresas había frenado el avance, cosa que trae muchos trastornos porque la obra se mete dentro de la casa de los vecinos que están viviendo ahí y si se frene les queda la casa destruida y sin posibilidad de usarla. Además las empresas había dejados muchos residuos, como hierros, escombros y demás pero luego de un reclamo que hicimos el lunes pasado las empresas empezaron a levantar todo eso”.

“Lo que venía ocurriendo hasta ahora es que los vecinos iban al IPV y no eran recibidos o no recibían las explicaciones que buscaban entonces iban al Municipio donde los recibíamos pero por ahí no teníamos las respuestas técnicas o no sabíamos cómo iba a continuar la obra. Por eso creíamos que lo mejor era hacer reuniones entre las autoridades del IPV y los vecinos y por suerte lo logramos. Ahora entre todos buscaremos que la obra termine como corresponde y que los vecinos estén satisfechos”, concluyó.

Publicar un comentario

 
Top