Cholila Online

 


Se trata de Rubén Ariel Segovia (29), "Tubi", imputado en cuatro causas por homicidio y cuya hermana, Marcela Díaz (36), fue asesinada el 14 de enero pasado.

Según fuentes oficiales, Segovia habría sido atacado por otros internos en el Pabellón 8 de la cárcel de Coronda, donde estaba alojado junto a otros conocidos suyos.

El preso fue hallado muerto a las 16.25 del martes, cuando personal del Servicio Penitenciario ingresó al pabellón por un principio de incendio, dijo la directora de Asuntos Internos de esa área, Luciana Masneri.

En la celda había un cable, por lo que se presume que fue asfixiado, ya que la funcionaria dijo que en principio se descarta la hipótesis de un suicidio.

El Ministerio de Seguridad santafesino ordenó relevar las cámaras de vigilancia del penal para determinar lo ocurrido con el preso, quien se presume fue "traicionado" por sus conocidos.

Masneri explicó que "Tubi" estaba en un pabellón común desde mediados de marzo "por orden judicial" y contra la decisión del Servicio Penitenciario de mantenerlo en un sector de máxima seguridad.

Segovia fue detenido en octubre de 2016 cuando ingresó con dos heridas de arma de fuego al hospital de Emergencias de Rosario, donde brindó otra identidad.

Sin embargo, fue reconocido por efectivos de la Policía de Investigaciones y más tarde quedó imputado como instigador de dos homicidios, como encubridor de un tercero y coautor de un cuarto.

"Tubi" es considerado un ladero de Alexis Camino (19), hijo del asesinado ex jefe de la barrabrava de Newell's Old Boys Roberto "Pimpi" Camino (37).

Según fuentes policiales, los Camino manejan el narcomenudeo en tres barrios de la zona sur de Rosario, donde compiten por ese negocio con la familia Funes, con la que mantienen un encono letal.

Ambas protagonizan desde hace un lustro una escalada de asesinatos que en este año alcanzó un punto de máxima tensión con el crimen de la hermana de Segovia y los asesinatos de los hermanos Ulises Funes (23), el 7 de enero, y Jonathan Funes (28), el 5 de febrero. 

El último se produjo cuando la víctima, que conducía un Audi A3, fue embocado a la salida de la cárcel santafesina de Piñero tras visitar a otros dos de sus hermanos, Alan (19) y Lautaro Funes (22).

Alan Funes está con prisión preventiva como autor del homicidio de la hermana de Segovia, de dos tentativas de asesinato, amenazas, asociación ilícita, abuso de arma y cuatro casos de tenencia y portación.

Por su parte, Lautaro, alias "Lamparita", fue detenido por la Policía Federal e involucrado en una presunta asociación ilícita en la que también está acusado como miembro desde la prisión René Ungaro, condenado a 17 años como autor del crimen de "Pimpi" Camino en marzo 2010.

"Tubi", un pistolero vinculado al clan Camino, fue imputado como coautor del crimen de Jhonatan Alexis Rosales (25), cometido el 22 de junio de 2016.

La pareja de Rosales, Brisa Ojeda, era testigo del asesinato y había reconocido a los autores, a los que conocía de antes.

Cuatro personas se presentaron en su casa y tras golpear la puerta preguntaron por ella, pero la que salió fue su hermana Lorena (16), quien recibió cuatro balazos y murió en el acto.

Y por ese hecho, Segovia fue acusado de "instigador".

Otro crimen en el que quedó involucrado "Tubi" fue el de Lisandro Javier Fleitas (26), cometido en noviembre de 2016.

De acuerdo a la investigación, Segovia –quien ya estaba detenido- mandó matar a su contendiente "Lamparita" Funes, pero los sicarios confundieron la motocicleta y asesinaron a Fleitas, que iba con su mujer y su hija. 

El cuarto caso en el que "Tubi" estaba acusado como "encubridor" era el intento de asesinato de un joven en un departamento de un Fonavi de la zona sur de Rosario, quien sobrevivió y contó lo sucedido.

Respecto al crimen de la hermana de Segovia, la mujer había sido amenazada días antes: "Andate después de las fiestas o te vamos a cagar a tiros."

Mientras que nueve días después del crimen de Díaz, un hijo de ésta, Milton Ezequiel Romero fue baleado y quedó cuadripléjico a raíz de las heridas.

Por la muerte de la mujer y la tentativa de asesinato de su hijo fueron imputados en febrero Alan Funes y su novia Jorgelina Andrea Selerpe (24), alias "Chipi".

En tanto, por los asesinatos de los hermanos Ulises y Jonathan Funes fue acusado Enrique Adrián Solís (33), alias "Cable", quien según los fiscales estuvo acompañado en el primer homicidio por Díaz.

Publicar un comentario

 
Top