Cholila Online

 

La presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios, Iris Pacheco, se mostró “indignada” con el discurso en Legislatura del presidente del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Panizzi, quien denunció la “pachorra de los jueces” para el trabajo.

En una carta, Pacheco exigió al ministro que trate “con la debida dignidad y respeto” a los operadores del Poder Judicial y le pidió que recorra los tribunales de toda la provincia para saber cómo se trabaja.

Pacheco advirtió que tomó el mensaje de Panizzi “con absoluta tristeza de espíritu y un poco de asombro, aunque debo decirle que a esta altura y dados los últimos acontecimientos, no es sencillo asombrarme”. 

Y aseguró que el Informe Anual “dista de la realidad actual de poder que usted encabeza y ha sido por demás agraviante para quienes lo integramos".

“No consiento sus expresiones tales como la ineficacia de hombres y mujeres del Poder Judicial para la persecución de delitos ni que ello también ocurra en algunos procesos de familia, comerciales, civiles y de todos los fueros cuya perpetua irresolución produce acostumbramiento. Menos aún que la pachorra de los jueces sea una herramienta formidable para que los funcionarios públicos pueda evadir el banquillo de los acusados, entre muchas otras”.

Pacheco le recordó al titular del STJ “las guardias permanentes de funcionarios y magistrados en el fuero de Familia y Penal, sin el respeto a las jornadas máximas que las disposiciones en materia de derechos humanos laborales imponen, pero que aún así brindan su mayor esfuerzo y dedicación día a día”.

Según su respuesta, “también que hay juzgados que proveen al día o en menor tiempo al requerido, que los jueces toman roles activos, aun sin estar legalmente obligados a hacerlo, porque también es una realidad de este Poder Judicial, pero ha sido ignorada en su informe”.

Aunque admitió que en algún caso puede haber “pachorra”, la titular de la Asociación graficó que al leer el discurso recordó una anécdota que tiene 20 años: “Cuando mi hija era pequeña vino una amiga con dos hijas, también en edad del parvulario, y mientras una rompía una maceta y otra escribía la pared, la madre sentada e impávida decía: `Estas niñas son terribles´”.

“Usted me recordó a ese momento, pues si hay alguien que tenga pachorra, es a usted a quien le toca ejercer el deber de efectuar la denuncia al organismo pertinente y no quejarse sentado y lo peor meternos a todos en la misma bolsa”.

La jueza laboral ironizó: “Créame, no hay  fuerzas desconocidas´ en este ámbito. Soy amante de la ciencia ficción pero aún no la encuentro en estos estrados, que son por demás humanos, con defectos y virtudes, pero humanos”.

Aunque coincidió con la necesidad de modernizar el sistema judicial, advirtió que “la mera expresión de deseos o la reforma legislativa no darán el resultado esperado si no existe la inversión necesaria”.

En su Juzgado se completó personal de planta “por primera vez en los 8 años que transito, y desde julio de 2017 que requiero y me adeudan los escritorios y computadoras para que trabajen como deben. De esas fallas estructurales (falta de recursos humanos y materiales) no se habla, o de las condiciones en que se encuentran trabajando algunos dependientes en todas las circunscripciones”.

En cuanto a poder terminar la obra de la Ciudad Judicial de Comodoro Rivadavia, “algunos auguramos que cuando finalice no dará cabida a todo el Poder Judicial de esta circunscripción, pero intentare impregnarme de su optimismo ya que no soy de las personas que se resignan, como tampoco lo son la mayoría de los integrantes de este Poder”.

Pacheco aclaró que la carta la escribió como titular de la Asociación, también es “inconsulta y propia, pero no deja por ello de tener la fuerza del cargo al que fui electa”.

Del mismo modo “entiendo que lo ha sido su informe, lo siento hecho por el presidente del STJ, pero no en representación del mismo, porque le aseguro que quienes lo componen, asociados y no asociados, hubieran, como mínimo, esperado que hablara puntualmente de la problemática salarial que atravesamos, cuestión de raigambre constitucional y de normativa internacional en materia de derechos humanos”.

Sobre el pago escalonado a empleados, magistrados y funcionarios, “quizás usted se haya resignado a que cobremos tarde, pero nosotros no nos resignamos a pensar que a ustedes les corresponde estar a la cabeza de la defensa de la independencia del Poder Judicial, como también de la responsabilidad en la pugna por el pago en término”.

“Mire, no esperaba alabanzas pues siempre hay cuestiones para mejorar, pero si realmente estamos en el camino de la construcción de un mejor servicio de justicia, lo invito a recorrer las circunscripciones, a ver el caudal de trabajo y de resolución, a palpar la respuesta diaria a la problemática de muchos de los ciudadanos, tanto en la Defensa Pública como en la Judicatura y en el Ministerio Público Fiscal, para ver nuestro trabajo efectuado en su mayoría con vocación y dedicación”.

Pacheco exigió a Panizzi “dejar de colocarnos a todos en la misma bolsa, pues eso contribuye a esa opinión social sobre la justicia que desde ya, en mi labor diaria y la de muchos de mis pares, no responde a esa mala reputación”.

“Termine con eso de que `Al que le quepa el sayo´, ponga de una vez las cosas en su lugar sobre quienes ejerzan el cargo en forma impropia y trate con la debida dignidad y el respeto a las mayorías de los que conforman el Poder Judicial, que lo merecen por su labor”.         

En el texto, Pacheco se despide “con la esperanza de que lo vea recorrer las reparticiones del Poder Judicial de toda la provincia, sin caer en la resignación de que breguemos por el mejor servicio de justicia, pero entienda, con la indignación que su informe provocó”.

Publicar un comentario

 
Top