Cholila Online

 

El panorama económico y financiero que atraviesa la provincia hace difícil planificar más allá de cuando se podrán abonar los sueldos, afrontar los vencimientos de deuda o resolver las urgencias con la obra social para que no corten la prestación.

Al margen de ello, el propio gobernador Mariano Arcioni dio una síntesis durante su discurso de apertura de sesiones a principios de marzo donde evidenció cómo se apuntará a las inversiones, en qué sectores y cuáles serán las obras prioritarias.

Sin lugar a dudas una de las grandes apuestas es el sector hidrocarburífero.

Allí las inversiones serán del orden de los U$S 1.200 millones en la Cuenca del Golfo San Jorge y se espera que se puedan sumar otros U$S 500 millones que provengan de las pequeñas firmas y la puesta en actividad de yacimientos que estaban abandonados.

Con un barril que mostró una tendencia alcista, la proyección es recuperar alrededor de dos puntos de regalías.

Paradójicamente el gobernador no habló de uno de los sectores que en medio de la crisis petrolera se alzó como el principal exportador.

La pesca con los puertos de Madryn, Rawson y Comodoro Rivadavia se ha consolidado nuevamente. Pero sobre todo destaca el repunte que ha habido como nuevo polo de Camarones.

Respecto a la minería, hoy no aparece dentro de los planes inmediatos del Gobierno Provincial, aunque la postura es ambigua y se permitió instalar el debate nuevamente.

Muy lejos parece haber quedado aquella cumbre minera en Telsen de la que el gobernador no terminó participando, aunque después terminó recibiendo en Casa de Gobierno al principal interesado: el ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren.

Arcioni expresó públicamente que no se tocará la Ley 5001 que hoy prohíbe la megaminería en la provincia y que se respetará la Cumbre Ambiental, que impulsa a ultranza el ministro de Ambiente, Iganacio Agulleiro.

Pero dentro del Gobierno, sin ir más lejos con Jorge “Loma” Ávila en Petrominera o el mismo jefe de gabinete, Sergio Mammarelli, no se resignan a pensar en la minería una alternativa económica y a veces como una concesión al Gobierno Nacional para que siga fluyendo la ayuda financiera.

Las viviendas, es otro de los puntos que hoy tiene un gran signo de interrogación. Como había anticipado el Económico en ediciones anteriores, hay alrededor de 879 proyectos presentados a Nación. Aunque la mayoría son a través de la Asociación Público Privada.

El gobernador sostuvo que se mantendrá la política de viviendas sociales y afirmó que se está yendo hacia un nuevo modelo de gestión, basado en incentivar a la participación del sector privado. Y aquí radica la contradicción.

Ese tipo de casas quizás está pensado para sectores con mayor poder adquisitivo, que pueden afrontar una cuota que esté a la altura de los valores de mercado de los créditos.

Hoy la vivienda social parece extinguirse, con un Instituto Provincial de la Vivienda que deberá manejar su propio presupuesto si quiere llegar a los más necesitados, ya que los programas de Nación se han reducido notablemente.

Durante 2017 se entregaron 731 viviendas y 351 soluciones habitaciones en la provincia. Aunque muchas de ellas ya estaban previamente en proceso de construcción. No son nuevas casas. En este 2018 se entregaron 19 casas y se encuentran en ejecución 1.738, con 558 soluciones habitacionales.

En al área de Producción, uno de los ejes será la búsqueda de mayor competitividad para las empresas. Allí el canal, aunque todavía esquivo, es el Proyecto Patagonia. De las cerca de 80 obras de infraestructura planificadas y proyectadas, ninguna ha comenzado luego de un año del lanzamiento.

También se reforzará el área agrícola con el sector ovino, el aumento del stock a partir de un mejoramiento de las condiciones macroeconómicas y climáticas y la meta de lograr en la próxima zafra instalarse nuevamente en los mercados internacionales con las exportaciones de ovinos hacia China y Japón. En el medio, aún está pendiente la puesta en marcha del Plan Ganadero.

Y si hay que hablar de prioridades, el Gobierno más allá de la actividad productiva, concentra sus esfuerzos en dos aspectos básicos: poder resolver el problema del pago de los sueldos y la obra social provincial.

De cierta forma ambos temas van de la mano. Y es probable que el complejo escenario se mantenga durante todo el 2018. El retraso en el giro de los aportes por parte del Gobierno Provincial dificulta cumplir con las obligaciones con los proveedores. Y las complicaciones podrían seguir más adelante con la obra social provincial.

Obras

Está claro que la realización de nuevas obras estará supeditada a resolver primero las urgencias. Así y todo existe un plan.

En Salud están en carpeta la remodelación y ampliación del Centro Materno Infantil de Trelew, la primera etapa del Hospital de Esquel y el nuevo centro integral para el tratamiento y la problemática del consumo en Puerto Madryn. Además de todo un plan integral.

También se incluyen las ampliaciones de los hospitales de Lago Puelo, Camarones, la construcción del nuevo Hospital de Puerto Pirámides, los nuevos centros de salud en los barrios Solanas, Moreyra y Gauyra de Trelew y la segunda etapa de la ampliación del hospital Santa Teresita de Rawson.

Con el Banco del Chubut, se llevará adelánte la ampliación de la sucursal de Trelew en el centro y de la sede de Playa Unión.

Se construirá a su vez la nueva sucursal Reconquista y se terminará la remodelación de la sucursal Buenos Aires y la obra en Paso de Indios.

Publicar un comentario

 
Top