Cholila Online

 

El jefe mapuche fue condenado por el asesinato de un matrimonio en un incendio intencional y ayer concluyó 102 días de huelga de hambre líquida, a la espera de un permiso de las autoridades chilenas para salir de la cárcel temporalmente e ir al “rewe” (altar sagrado) a realizar una ceremonia sanadora ancestral.

Alrededor de diez referentes mapuches del Puel Mapu (territorio del lado argentino de la cordillera), todas mujeres y con varios chicos, ingresaron a la Catedral –ubicada en pleno centro de Bariloche- poco después de las 18, donde colocaron banderas y pancartas con el reclamo.

En la nave central explicaron a los pocos fieles que estaban rezando el motivo de su reclamo, pidiendo la presencia del obispo de la Diócesis de Bariloche, Juan José Chaparro, quien se presentó en el lugar alrededor de las 19 y accedió a conversar con las mujeres.

Le explicaron que intentaron llevar el reclamo al Consulado de Chile en Bariloche pero no fueron recibidas y le pidieron que se comunique con las autoridades del vecino país para pedir que dejen salir “sólo por 48 horas” al machi Córdova, para concurrir al rewe y realizar una ceremonia ancestral de “renovación de medicamentos”, ya que también se trata de una figura sanadora.

Además reclamaron justicia por la muerte de Rafael Nahuel, de la que se cumplen cinco meses el jueves, y la libertad del lonko (jefe) Facundo Jones Huala, preso en Esquel en espera de su extradición a Chile por otro juicio, dispuesta por el juez federal Gustavo Villanueva.

Chaparro accedió al pedido y se comprometió a trasladar el reclamo a las autoridades diplomáticas chilenas, e informarles la respuesta, por lo que tras una hora de sereno diálogo las mujeres y los chicos se retiraron de la Catedral.

Córdova levantó la huelga de hambre, según se informó desde Chile, decisión condicionada al permiso oficial para asistir al rewe, previo proceso de realimentación en el hospital de Nueva Imperial –cercano al presidio-, donde fue internado muy débil este fin de semana. 

El machi es el único condenado por el crimen del matrimonio de empresarios Werner Luchsinger (75) y Vivianne Mackay (69), en un ataque incendiario a la Granja Lumahue, cercana a Temuco, en tanto otros once imputados esperan los alegatos y la sentencia.

Publicar un comentario

 
Top