Cholila Online

 

La situación de la obra social provincial no es ajena a lo que ocurre en la provincia, y la profunda crisis ya está impactando financieramente al Instituto (ISSyS), donde en los últimos 45 días le dejaron entrar aportes que debe hacer el Gobierno por 200 millones de pesos.

Con pagos parciales, hoy se logró restablecer las prestaciones con los médicos, farmaceúticos y bioquímicos.

En los sectores que entiende el Gobierno son claves para la atención médica de los afiliados.

Se pagaron las 2/3 partes de diciembre y lo que resta del mes se pagaría en esta primera semana de abril.

Diferente es el escenario con odontólogos y paramédicos, donde aún se debe todo el mes de diciembre.

Desde la Asociación Odontológica ya anticiparon que recurrirán a la Justicia por discriminación.

A todo este marco, se le suma que ya desde el comienzo de este mes se suma una nueva obligación por cumplir con los prestadores.

Vale decir, que para el pago con los proveedores de salud se establece un plazo a dos meses.

Si bien se pudo poner en funcionamiento la obra social tras cortes generalizados de los prestadores, ya las autoridades anticipan que vendrán meses complicados y donde podrían generarse nuevas crisis.

Lo dijo crudamente el titular de SEROS, Miguel Aranaudo.

“Estamos en un escenario de incertidumbre para todos las partes. De este problema no se va a salvar nadie. La situación de la provincia impactará a todos los sectores públicos y privados. No hay forma de seguir manteniendo los estándares que veníamos manejando y hay que ver cómo nos vamos adaptando. De oca a futuro al menos en el corto plazo vamos a tener que acostumbramos a un escenario de incertidumbre”.

Planteó asimismo que “no va a quedar otra porque si la obra social deja de existir, los prestadores también tendrán problemas”.

En la práctica, ello significa que por la falta de fondos habrá que hacer negociaciones permanentes con cada sector para que no se caiga el servicio.

Se repite una y otra vez que el Instituto está equilibrado y no tiene perdidas. Ingresos y costos equilibrados.

Aunque en lo financiero es el problema, ya que los aportes no están llegando a la obra social.

Caja Jubilatoria

Arnaudo también se refirió a la situación de la caja jubilatoria. En ediciones anteriores de este suplemento se advirtió sobre el déficit por primera vez de la caja en 2017 y los cambios que ya se piensan para adaptar el sistema.

“Eso estoy viéndolo con el director de previsión. Si los aportes no alcanzan para cubrir jubilaciones futuras, hay que ver cómo se acomoda el ingreso de fondos para afrontar las jubilaciones que vienen”.

Publicar un comentario

 
Top