Cholila Online

 

Una muy desagradable sorpresa se llevaron los beneficiarios del Instituto Provincial de la Vivienda que en los últimos dos años recibieron sus viviendas, ya que empezaron a recibir las primeras cuotas que deben abonar para cancelar sus casas y las mismas superan los 10 mil pesos. Son planes de 300 cuotas, es decir de 25 años para cancelar la vivienda. Con estos valores el inmueble se estaría pagando al final del plan a un costo de 3.200.000 pesos.

Según explicaron desde el IPV, las cuotas que se enviaron a la calle fueron un error, ya que primero se debía entregar una certificación donde se explica la nueva modalidad de pago y las opciones que se brindan para cancelar la vivienda.

El IPV ahora implementó un nuevo sistema de recuperación de costos por vivienda donde los beneficiarios podrán optar por dos propuestas diferentes. El llamado “sistema francés” y el de “UVI”, unidad de vivienda. Estas nuevas formas de cobro están expresadas en el Boletín Oficial bajo el decreto N° 178 de este año.

El sistema francés implica una cuota fija por el plazo de 25 años con una tasa de interés del 8% anual. Esto implica que al finalizar el plazo de pagos se abonará la vivienda con un 200% de incremento.

Redondeando las cifras se pasa de un valor de 1.400.000 pesos la casa a 3.240.000 pesos final. Es por eso que se llega a un monto fijo para las 300 cuotas de 10.800 pesos.

Alternativa

El otro sistema propuesto es el UVI (Unidad de Vivienda). Consiste en 300 cuotas pero de monto variable. Aquí se utiliza un medidor de inflación para actualizar mensualmente el valor de la cuota pero el plan implica la financiación con cero interés. Por tal motivo la cuota piso del sistema UVI ronda los $4700.

Si se opta por cancelar la casa con este sistema, la cuota dependerá del valor del metro cuadrado de la construcción. Actualmente el mismo está cotizado en $ 22.67 y cada cuota equivale a unas 200 UVI’s.

Detalles

Igualmente se deja en claro en el mismo decreto que el monto total de la cuota no debe superar el 25% de los ingresos familiares.

Es por eso que se analizará cada caso en particular para finalmente determinar la cuota mensual. Se solicitará a los beneficiarios que se acerquen a las oficinas del IPV con los recibos de sueldos además de una serie de documentación sobre los gastos fijos de cada familia como servicios (luz, gas), impuestos, tarjetas de crédito, préstamos, etcétera.

Publicar un comentario

 
Top