Cholila Online

 

Elisa Rossi, abogada del geriátrico “Oasis” de Trelew, junto a Leticia Romero, propietaria del lugar, brindaron una conferencia de prensa para aclarar aspectos de la causa que derivó en la detención de Iluminaria Lorenzo, madre de Romero.

Hace una semana la Policía, a requerimiento de la Fiscalía, allanó el lugar por una denuncia que daba cuenta de que una mujer de 67 años se hallaba alojada en un calabozo.

Ayer en la conferencia se dio a conocer un informe donde inspectores del Ministerio de Salud revelan de modo contundente las óptimas condiciones del lugar.

En este sentido, mostraron ante Jornada un contundente documento.

Se trata de un Acta de Inspección efectuado por la Dirección Provincial de Recursos Físicos en Salud, dependiente del Ministerio de Salud del Chubut.

El mismo dice entre otras cosas que “se encuentran pernoctando 17 abuelos/as, en general, en buen estado de higiene, ubicados en tiempo y espacio.

Se entrevistó en forma grupal y particular con los gerontes, donde todos manifestaron encontrarse cómodos, bien tratados y satisfechos con la atención”. 

Los abuelos hablaron y se mostraron contrariados por lo que se dio a conocer. Además refirieron su plena conformidad con la institución.

La reconocida letrada advirtió que no descartan una contra denuncia y que aún no le han corrido vista del expediente.

En otro orden dijo que por ahora desconoce que exista un informe sobre la insanía de la mujer que fue hallada en una habitación con reja, para evitar que se escapara de noche, según su explicación.

Aclararon que la paciente padece sonambulismo y que para evitar su desplazamiento en altas horas, prepararon una habitación especial.

Además indicó que bregará por una mejora de la situación procesal de la mujer detenida, Iluminaria Lorenzo, quien se halla, pese a su edad y problemas de salud, alojada en un calabozo femenino de una Comisaría local.

En la conferencia de prensa se hicieron presentes ocho familiares de los abuelos del hogar quienes coincidentemente, afirmaron que no tienen ninguna queja en contra de la institución que lleva 30 años en esos menesteres.

Una mujer que reside en el hogar, de nombre Graciela, le contó a la prensa que “este hogar es lo mejor que me pasó”.

Esto mientras Romero lloraba y era consolada por miembros de la comunidad del hogar.

Consultada por la aparición de sellos de un médico, aclararon que los mismos pertenecen a un doctor de apellido Fernández, quien por una cuestión de practicidad y atención inmediata de los requerimientos de salud, dejó allí su instrumental, incluido su sello.

También se indagó sobre la aparición de un arma.

Contestaron que no fue un arma de fuego sino que era una pistola de juguete, para disparar salvas al aire.

Negaron enfáticamente que haya habido comida en descomposición y también desmintieron que haya habido pollos vencidos, tal como ventiló el fiscal del caso, Fabián Moyano.

La doctora Rossi advirtió que se tejieron muchas “mentiras” y que la difusión del caso por parte de las reparticiones estatales causó un enorme daño a la familia del Hogar.

Asimismo, para el grupo es un misterio el nombre que figura como denunciante.

En la conferencia de prensa dijeron desconocer quién es Julio Delgado, el hombre que impulsó la denuncia.

Explicaron que aún no pudieron al menos desde lo penal, relacionar estos procedimientos con el despido de una empleada, a la que debieron despedir por falta de pagos por incumplimientos contraídos por el Estado.

El Hogar es de administración privada, aunque supo percibir fondos por la atención de abuelos sin familiares, tutelados por el Gobierno provincial.

Durante la conferencia de prensa se hizo mención a que un grupo de abuelos fueron enviados por el Ministerio de Salud, ya que no tienen quienes los cuiden ni familiares que respondan por ellos.

Afirmaron que la cartera de Salud hace 3 años que no aporta los fondos necesarios para contribuir a los cuidados requeridos y que la encargada del lugar es quien afronta las finanzas.

Romero, mientras se secaba algunas lágrimas, expresó que “hace 30 años que estamos con esto. Nunca tuvimos una denuncia. Le damos todo el amor a cada uno”.

Resta aguardar cómo sigue el caso.

Publicar un comentario

 
Top