Cholila Online

 

Un insólito hecho ocurrió en la mañana de ayer en los tribunales de Trelew. Un juicio oral y público que se desarrollaba contra un sujeto acusado de homicidio agravado fue abruptamente suspendido y anulado tras más de dos horas de debate.

Es porque el presidente del tribunal, José García, se dio cuenta de que quien estaba sentado a su lateral derecho, el juez Marcelo Nieto Di Biase, no podía estar presente como tribuno.

Cabe recordar que las normas del Código Procesal Penal impiden que un juez que haya intervenido en instancias anteriores al juicio participe del tribunal de debate oral cuando la causa hubiere sido elevada al debate de juzgamiento.

Además es por las garantías de imparcialidad que se deben garantizar al acusado. Sabido es que,- en teoría,- los jueces debieran de entrar al juicio sin ningún dato del caso, sin vista previa del expediente y desconociendo los pormenores del suceso, por más mediático que fuere el tema.

La desprolijidad administrativa hizo que luego de dos horas, todos cayeran en la cuenta de que el juez Di Biase había sido el mismo que tiempo antes había negado un pedido de cese de la prisión preventiva del acusado, que había pedido oportunamente el abogado defensor Abdo Manyauik.

Dos horas después

Cuando todos tomaron cuenta de lo que estaba pasando ya habían pasado testigos de las partes y hasta el fiscal del caso había leído la acusación pública, además de haber participado el abogado querellante en representación de la familia de la víctima, Matías Cimadevilla.

Todo eso quedó en la nada, según desprende de datos aportados por una gacetilla de prensa de la Fiscalía.

Actuaciones internas

El trio de jueces lo completaba Mirta Moreno. El juez García, como presidente del Tribunal, instruyó a que la Oficina Judicial de Trelew, a cargo de Sandra Binder, fije una nueva integración y que además inicie las actuaciones internas para verificar responsabilidades en la desprolijidad, evidenciada cuando se había dado inicio al debate judicial en la sala de audiencias de la Cámara en lo Penal de Trelew.

Los abogados y fiscales debieron salir y dar explicaciones coloquiales a las familias afectadas.

El caso

El debate debió cernirse a los hechos ocurridos el el 7 de febrero de 2017. El fiscal general Marcos Nápoli, previo a la anulación del juicio, había alcanzado a relatar el hecho.

Contó que “cerca de las 18,40, Diego Contreras se apersonó en el mencionado sector de las mil viviendas llevando consigo un arma de fuego. Allí, sobre un nicho se encontraban bebiendo una cerveza Ángel Gómez y otro joven, a quienes se acercó el agresor colocándose a no más de un metro y medio de su víctima, para efectuarle cuatro disparos mientras le gritaba: `Hijo de puta`.

"Dos de esos disparos fueron a dar en la humanidad de Gómez, con orificios de entrada y salida, dañando órganos vitales como el pulmón y corazón. El padre de la víctima, que se encontraba a unos diez metros, acude presuroso y trata de auxiliarlo, trasladándolo en su auto hasta el hospital, donde fallece producto de las heridas sufridas”, confirmó la versión fiscal en un parte de prensa.

En torno a la continuidad de este juicio, se sabe que habrá que esperar a que la Oficina Judicial revea la conformación de un nuevo tribunal de juicio en próximas horas. Y cabe esperar las actuaciones internas por el inédito error.

Publicar un comentario

 
Top