Cholila Online

 

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Desde la Subsecretaría de Control Operativo, su titular, Ricardo Murcia informó que durante la madrugada de este sábado se detectaron 6 alcoholemias positivas sobre un total de 54 conductores controlados.

El índice más alto de alcohol en sangre fue de 2,39 y se registró un caso de agresión física a personal que trabajaba en el lugar. “Intensificaremos los operativos de control para lo que resta de este fin de semana largo”, aseguró el funcionario municipal.

El operativo de control se dispuso en la intersección de las calles España y San Martín, en el casco céntrico de la ciudad, con la participación de efectivos de la Dirección General de Tránsito y personal policial. En la ocasión, el 12% de los automovilistas controlados arrojó valores positivos para el test de alcoholemia, siendo la alcoholemia más alta 2,39 y la más baja 0,82.

Al respecto, el subsecretario Murcia comentó que “se labraron 6 actas por alcoholemia positiva y en función de ello, 5 vehículos fueron trasladados al Corralón Municipal. Uno de los conductores pudo evitar esta medida, porque en una segunda medición los valores de alcohol en sangre arrojaron resultados por debajo de los normales”.

En la ocasión, explicó que “durante esta jornada, lamentablemente se registró un hecho de agresión física a un efectivo policial que participaba de la realización del operativo, procediéndose a la detención de un conductor de una Toyota Hilux. Con estos hechos, volvemos a destacar la labor de nuestros inspectores y policías, quienes deciden acompañarnos en esta decisión política de prevención de accidentes poniendo en riesgo sus vidas”, subrayó el funcionario.

Por otra parte, señaló que “hablar de un 12% de alcoholemias positivas sobre los controlados sigue siendo un índice alto, por lo que desde el Municipio vamos a intensificar los controles durante lo que resta del fin de semana largo”.

“Pese a todos los esfuerzos realizados desde el área de Tránsito la gente aún no toma conciencia acerca de la peligrosidad que representa manejar en estado de ebriedad, para el propio conductor y terceros. Las estadísticas demuestran que los accidentes con alcoholemia positiva siempre son graves y en la mayoría de los casos resultan fatales”, subrayó Murcia.

Por último, volvió a insistir en la importancia de no manejar después de ingerir bebidas alcohólicas; y en esa línea, señaló que “el conductor que arrojó 2,39 para la medición de alcohol en sangre no tenía ningún tipo de control sobre el vehículo. Vamos a seguir disponiendo de todo el personal que sea necesario para disminuir este 12% de alcoholemias positivas sobre los vehículos controlados”, aseguró el subsecretario.


Fuente: Adn sur.

Publicar un comentario

 
Top