Cholila Online

 

Cimadevilla y Carrió se habían opuesto a la decisión oficial de no acusar a los ex fiscales Muller y Barbaccia.

El Gobierno publicará en las próximas horas el decreto que aplicará el recorte del 25 por ciento de los cargos políticos. Tras la polémica entre Garavano y Carrió, la Unidad AMIA bajará de rango y dejará su cargo el radical Cimadevilla.

El Gobierno tiene previsto publicar esta semana el decreto por el que comenzará el recorte del 25 por ciento de los cargos políticos de la administración nacional. Luego de un proceso de revisión, en el que cada ministerio entregó un plan de qué sectores reducirá, será la hora de tomar las tijeras y comenzar la poda. Algunos ministerios, como el de Interior, tendrán un recorte de hasta el 30 por ciento de los cargos. Una de las estructuras que bajará de rango es la Unidad AMIA, lo que llevará a que deje su cargo el radical Mario Cimadevilla. Esto ocurre luego de la polémica por el juicio por encubrimiento al atentado a la AMIA que enfrentó a Cimadevilla y a Elisa Carrió con el ministro de Justicia, Germán Garavano.

Según confirmaron a este diario en el Ministerio de Modernización, el decreto reglamentario del recorte de cargos está por salir esta semana en el Boletín Oficial. El titular de ese ministerio, Andrés Ibarra, fue uno de los encargados de recolectar los planes de ajuste de cargos en cada ministerio, junto con los “ojos y oídos” de Mauricio Macri: Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, a quien no en vano apodan “Mr. Excel”.

En el recorte de cargos, se resolverán algunos problemas políticos del Gobierno, como la polémica que enfrentó a sectores del radicalismo y a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, con Garavano. La interna explotó con un cambio de abogado de último momento en la querella estatal en el juicio por encubrimiento en el atentado en la AMIA y la decisión que sostuvo Garavano de no acusar a los fiscales Eamon Muller y José Barbaccia. A esto se opusieron tanto Cimadevilla como Carrió, quien hizo renunciar de la Unidad AMIA a su abogada de confianza, Mariana Stilman. En el entorno de Garavano sostienen que lo que se hizo fue respetar la posición mayoritaria de los abogados. En cambio, la abogada de Carrió afirmó que no acusar a los dos ex fiscales por el encubrimiento nunca fue la posición mayoritaria.

La polémica implicó cruces públicos entre los aliados y a un Garavano, cansado de las acusaciones, que le retrucó a Carrió que, en todo caso, pida el juicio político para removerlo. Lo cierto es que la reducción de cargos le dio al ministro de Justicia una oportunidad para librarse de Cimadevilla, un dirigente radical con el que nunca coincidieron. 

Según informaron a PáginaI12, el cargo que hoy ocupa Cimadevilla dejará de existir, por lo que la consecuencia lógica es que dejará el Gobierno. Las funciones de la Unidad AMIA pasarán a ser absorbidas por el Programa Verdad y Justicia, que fue inicialmente creado para desbaratar a los grupos que buscaban entorpecer los juicios por delitos de lesa humanidad. “El pedido de la CIDH para que se creara una Unidad AMIA tenía que ver con impulsar el juicio por encubrimiento, que está terminando. No tiene sentido mantener esa estructura. Desde el Ejecutivo, seguiremos impulsando la causa AMIA I y colaborando con las fiscalías”, indicaron en el Ministerio de Justicia. Otra de las estructuras que caerá en el recorte es la Secretaría de Planificación y también algunas direcciones de la Secretaría de Derechos Humanos.

En el resto de los ministerios, el recorte también se hará sentir: habrá casos –como los de Interior o Modernización– en que reducirán el 30 por ciento de las estructuras, aunque el promedio estaría en el 25 por ciento. Son en total más de 600 cargos que dejarán de existir. Con esto, el Gobierno quiere plantear un nuevo clima de “austeridad” en la gestión.

Esta semana, luego de que salga el decreto reglamentario del Presidente, cada ministerio deberá ir publicando las resoluciones con los cambios en su estructura. Algunos ya se adelantaron, otros estaban esperando que llegara la decisión oficial. Según señalaron en Modernización, se les aclaró a los ministerios que el ajuste deberá ser proporcional también para las partidas que dejarán de existir. Calculan que el ajuste será de 1500 millones de pesos. 

Según publicó Infobae, el decreto planteará que no podrá haber más de cinco líneas jerárquicas por ministerio (en la actualidad, son seis). Sí se mantendrán algunas Unidades de Proyectos especiales, como la destinada a la cumbre del G-20, pero con fecha de caducidad. El grupo encargado de impulsar el recorte buscará, además, que el ajuste se aplique a otros entes autárquicos vinculados al Estado nacional.

Por Werner Pertot

Publicar un comentario

 
Top