Cholila Online

 

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel (SOEME) y Zona Oeste reunió en asamblea a afiliados y no afiliados, a fin de discutir la propuesta del Ejecutivo Municipal del 11% de aumento salarial, a aplicarse en dos tramos para el primer semestre.

Por mayoría se resolvió rechazar este porcentaje y solicitar un 15% a partir de marzo para los trabajadores de planta, y un 10% para los contratados.

El secretario general del sindicato, Antonio Osorio, señaló que la asamblea aceptó que el incremento sea de manera desdoblada para este primer semestre, no así el porcentaje que propuso el municipio, y pedirán un 15%.

También se evaluó la posibilidad de ser flexibles, siempre y cuando se adelante el aumento para los contratados.

“No está bien que esperen hasta el 1° de julio, por lo que se planteó que el aumento también sea para ellos”, manifestó.

El dirigente aseguró que “es momento de que seamos solidarios, porque no podemos cerrar un acuerdo solamente pensando en la gente que está en planta, cuando a los contratados se les renovó este año y no tuvieron aumento”.

Por eso opinó que “es justo que se les dé el 10% a partir del 1° de marzo, y ver si a mitad de año se les puede otorgar algo más. La idea es que reciban un aumento proporcional al nuestro”.

El municipio de Esquel cuenta con 281 trabajadores contratados.

Osorio valoró la voluntad de diálogo del Ejecutivo y estimó que en los próximos días volverán a sentarse para continuar con la negociación.

El titular del SOEME recordó que el último aumento se cerró en septiembre de 2017, y que el índice de inflación continuó subiendo desde esa fecha hasta hoy.

“Mínimamente tenemos que actualizar nuestro sueldo para no perder poder adquisitivo”, sostuvo.

Planteó que la situación del trabajador municipal es “difícil”, ya que “algunos están perdiendo poder adquisitivo, y otros directamente no llegan a fin de mes y se endeudan para comer”.

Publicar un comentario

 
Top