Cholila Online

 

Dos secretarios privados, un Ministro Coordinador, dos cajeros designados y un contador externo.

Los dos secretarios privados, Diego Correa y Gonzalo Carpintero, fueron los mas enriquecidos en todas estas maniobras ocurridas desde diciembre 2015 hasta la fecha, obviamente que a este enriquecimiento va haber que buscarlo ya sea en caletas o en cuentas en el exterior.

"Ambos dos", llevaban mas de una década trabajando para Mario Das Neves y gozaban de su máxima confianza, los que le daba la oportunidad de ser “ voces autorizadas” del gobernador para realizar cualquier tipo de negocio para la "corona".

Este poder informal que les otorgó esta relación informal, les permitió realizar cuanto negocio andaba suelto y cuanta oportunidad detectaban para avanzar sobre las arcas públicas. Se los denominó los "Jóvenes Brillantes" fueron cambiando de nombres por cuestiones sentimentales ya que también estos chicos son bastante liberales, en otras épocas estaba mejor posicionado Pablo Korn quien ayer fue cerca de las 13:00 hs al Banco Patagonia de Trelew con un bolso, no se sabe si a retirar o a dejar dinero, lo más seguro que a retirar de las cajas de seguridad por las dudas que pase algo. Y todo esto comenzó en la Aduana cuando Das Neves fundó la "ADUANA ROSA" y se dejó manosear por estos muchachos, cambiaban los nombres pero siempre escogió jovencitos.
Pablo Korn

El Ministro Coordinador, Alberto Gilardino, quien ostentaba el poder y tenía la firma, solo era un joven profesional ambicioso y corrupto, que buscaba fama. Empleado de lujo de ambos secretarios, pero hombre de máxima confianza de Carpintero. Gilardino comenzó rápidamente su plan de trabajo en esta matriz. Consistía en detectar los distintos negocios que se podían presentar en la provincia, avanzar en las decisiones de esta banda delictiva, y por supuesto, poner la firma. Todo ello, a cambio de una interesante porción de la torta. En estos años de crisis, la torta básicamente tenía pocos espacios: Sector de la Construcción, Patagonia Broker y el tan codiciado sector pesquero.

En la anterior gestión de Das Neves fue el petróleo la gran caja de ahí la renegociación del contrato con Pan American Energy entregándole los recursos por 40 años, aquí se denunciaron coimas por 300 millones de dólares y el operador y cajero local de Das Neves fue Jerónimo García, recordado por los Dragones, el mecanismo de apriete para que las operadoras cumplan mes a mes.

Ahora bien, ¿quiénes son los cajeros? Ahí aparecen las figuras de Lino Villagra y Diego Luters.

El primero, cajero histórico de Norberto Yahuar, supo ganarse la confianza de Carpintero y se puso a trabajar para él, hablando directamente con empresarios por cuenta y orden de quien ostentaba el poder: Alberto Gilardino. En anteriores gestiones todas estas operaciones quedaban exclusivamente para Brasil n° 55, el imperio caído de Jorge Aidar Bestene.
Aidar Bestene y Mario Das Neves cuando utilizaban el dinero del IPV para su hobby

El otro, ahora preso, Diego Luters, era la persona de máxima confianza de Diego Correa. Trabajaba en la línea de caja del Banco del Chubut, y si bien era algo básico, era confiable. Dicen que las torpezas cometidas por Luters eran tan grandes, que con solo pedir información bancaria de algunas constructoras, se podrá observar que el retorno de obra pública muchas veces era cobrado directamente por Luters en ventanilla, dejando brutas huellas.
El último participante de esta organización, era el señor de los números: el contador de perfil bajo externo al Gobierno que no llamaría la atención pero se ocuparía de mover el dinero físico: Federico Gatica, amigo de la infancia de Carpintero y hombre de su confianza. Vinculado a la empresa de estibajes Rawson S.A. y al club de rugby patoruzú en donde es presidente de esa entidad.
Por ello es que cuanto negocio se hacia en ese grupo de persona, cuanta empresa se armaba o se compraba, la información debía ser muy blindada: El Estudio de Gatica. Si había algún curro para hacer, "vayan a ver a Fede, él se ocupa de los papeles y se lleva su parte" se escuchaba desde la oficina privada de fontana n° 50.

No eran en equipo de trabajo. Se hacían llamar la mesa chica de Mario Das Neves y eran una banda delictiva. Muy pronto, ampliaremos cada uno de los negocios que habían armado y como no solo Correa tiene un gigantesco patrimonio que no puede justificar. ¿Quieren conocer la mansión de Carpintero? ¿Quieren conocer el casamiento de Gilardino? Próximamente el drone de Cholila Online sobrevolará las mansiones de estos muchachos.

Siempre dijimos que Mario Das Neves es el Gobernador más corrupto de la historia de Chubut y que esto iba a ocurrir y denunciamos una y otra vez. Seguiremos revelando más intimidades de la corrupción de Das Neves.

Publicar un comentario

 
Top