Cholila Online

 

La zona definida como al sur del río Colorado no sólo está libre de aftosa sino que también está libre de inversiones.

El Plan Patagonia, el primo del sur del Plan Belgrano, surgió como la promesa desde la Casa Rosada de gestionar y financiar una cantidad de obras de infraestructura en esa región.

En febrero pasado se cumplió un año desde que los gobernadores de la zona La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego respondieron al llamado del presidente Mauricio Macri y presentaron 208 obras de infraestructura por un monto total de $ 334.800 millones.

De ese total de obras, doce meses más tarde ninguna logró un avance significativo y casi ninguna pudo pasar del proceso de factivilidad.

La explicación la dio ayer el jefe de Gabinete, Marcos Peña, al ser consultado por varios diputados en su primera exposición en la Cámara baja respecto de las obras en esa parte del país.

Así, luego de decir que respecto del Proyecto Patagonia "se está trabajando con las provincias para promover el desarrollo sostenible de la región, a partir de sus activos y potencialidades territoriales latentes", y apalancar inversión "privada y diversificar exportaciones", el funcionario reconoció el parate que tiene el proyecto tanto que no cuenta con fondos propios.

En la pregunta 725 del informe, se le pide que especifique las obras que se van a desarrollar en Tierra del Fuego como parte del plan lanzado por Macri en febrero de 2017.

El hombre fuerte de Cambiemos respondió con evasivas y dijo que "el Proyecto Patagonia no es una unidad ejecutora y, por lo tanto, no cuenta con presupuesto propio para su funcionamiento. Las inversiones estratégicas del gobierno nacional en Patagonia que requieren financiamiento público, son financiadas con recursos del presupuesto de cada uno de los ministerios con competencia en los proyectos correspondientes".

El Banco de Proyectos del Ministerio de Interior muestra que, salvo la construcción de las represas en Santa Cruz, el resto de los proyectos presentados por los gobernadores esperan todavía algún tipo de tratamiento.

Pero los legisladores patagónicos que se preparan para hoy volver a tomar un nuevo impulso en la discusión por las obras públicas vía Participación Público Privada (PPP) en la bicameral de seguimiento de los contratos por lo menos ya tendrán algo como para empezar a desarrollar el tema.

El Ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich está terminando de preparar los pliegos para licitar bajo este sistema el ferrocarril el norpatagónico o, como se lo conoce popularmente: el tren a Vaca Muerta.

Además, esa cartera está llevando adelante las obras de expansión del Puerto de Ushuaia , donde se sumará una extensión de 251 metros de longitud para ampliar su capacidad con la intención que la terminal donde también hay un proyecto de hacer un puerto nuevo de mayor porte pueda recibir buques de carga y cruceros de mayor porte con una inversión estimada en $ 400 millones.

Publicar un comentario

 
Top