Cholila Online

 

El Servicios de Protección de Derechos de la Municipalidad de Rawson estabilizó a un adolescente que tenía intoxicación etílica y se desarticularon dos espacios sin habilitación para la venta y el consumo de alcohol.

La Municipalidad de Rawson, a través del Servicio de Protección de Derechos, realizó importantes trabajos durante el fin de semana pasado en Playa Unión para desarticular dos fiestas clandestinas que contaban la presencia de menores de edad y en donde un joven se descompensó por intoxicación alcohólica.

El viernes pasado, el ejecutivo municipal alertó a la sociedad sobre la consolidación de estos espacios sin habilitación que convocan a cientos de jóvenes a través de las redes sociales y les venden una entrada y bebidas alcohólicas.

Alfredo Olmos, referente del Servicios de Protección de Derechos de la Municipalidad de Rawson indicó: “Este fin de semana que pasó detectamos dos fiestas clandestinas y tuvimos que asistir a una joven que se descompensó. Nos llamó la atención que no había tanta gente adolescente en la costa, esto nos puso en alerta porque es frecuente verlos durante el fin de semana, por eso empezamos a trabajar en conjunto con personal de seguridad y de la policía para encontrar la razón y dimos con las fiestas clandestinas”.

En tal sentido, Olmos explicó que “a penas llegamos al lugar tuvimos que asistir con el personal especial de Playa Unión a una joven de 15 años de la ciudad de Trelew que estaba descompensada por el alto consumo de alcohol. La llevamos inmediatamente al mini hospital donde fue atendida por los médicos”.

“En la casa había más de 200 personas, entre jóvenes adultos, adolescentes y pre adolescentes y la encargada de la fiesta era una joven de 18 años que cobraba 120 pesos la entrada y daba consumo libre de alcohol; fue una fiesta que se organizó a través de una convocatoria por Facebook”, precisó el funcionario municipal.

En la misma línea, Olmos indicó que “entramos y le explicamos la situación a la joven diciéndole que no tenía habilitación alguna, ni para realizar la fiesta ni para expedir bebidas alcohólicas”.

“En la mayoría de los casos, los chicos entienden la situación, saben que estamos para cuidarlos y no se oponen, después hablamos con los dueños de las casas o con los organizadores y les explicamos la situación y la gravedad de su accionar, hasta el momento no hemos tenido inconvenientes mayores”, puntualizó

Preocupación

Olmos remarcó: “Es preocupante que se den este tipo de espacios clandestinos porque los chicos, o jóvenes que no pueden ingresar a un local bailable, porque no cumple con la edad para ello, acuden a este tipo de fiestas que no tienen ningún tipo de control”.

“Otra de las cuestiones que se da a partir de este tipo de hechos es que muchas veces se dan episodios que después se lamentan, como por ejemplo tener relaciones sexuales sin protección, hay muchas cosas que los jóvenes no toman en cuenta y por eso hacemos un llamamiento a los padres para que controlen a sus hijos”, advirtió Olmos.

Trabajos de prevención y control

El funcionario municipal sostuvo que, desde el área, se está trabajando arduamente para poder evitar que se den este tipo de hechos y cuidar a los chicos y jóvenes de cualquier inconveniente que les pueda surgir.

“Hemos repartido tarjetas a los jóvenes para que tengan en sus billeteras o carteras y ante cualquier inconveniente se comuniquen, lamentablemente nos llaman mucho algunos chicos o chicas que salieron y tienen a sus amigos descompensados por el consumo de alcohol”, informó Olmos.

Publicar un comentario

 
Top