Cholila Online

 

El cráneo hallado en Bolivia tiene muchas semejanzas con la fisonomía de la diseñadora porteña, desaparecida desde julio de 2011.

Cash fue vista por última vez el 8 de julio de 2011 a 13 kilómetros al este de la capital salteña, cuando fue captada por las cámaras de seguridad de un peaje. Desde ese día, nunca más se supo sobre el paradero de la joven diseñadora porteña de 29 años. Sin embargo, un cráneo encontrado en Bolivia en noviembre de ese mismo año podría ser la pieza clave para determinar si es o no de María Cash.

Cuatro meses después de la desaparición de la joven, se encontró en Bolivia un cráneo que, según las últimas investigaciones, pertenecía a una mujer de entre 18 y 25 años. Este dato alimenta la posibilidad de que haya sido el de María, ya que se sabía que pertenecía a una mujer con pelo oscuro. Por otra parte, un grupo de dentistas forenses realizaron un estudio sobre la sonrisa y los expertos indicaron que puede equipararse a la singularidad de las huellas dactilares.

Pedro García Castiella, el abogado de la familia Cash, detalló que cuando hallaron el cráneo, hace más de seis años en una ruta cerca de la ciudad de Oruro, "aún tenía tejido y cabellos, que es el material que utilizó el equipo que encabeza el doctor Edgar Quisbert para realizar la descripción y un estudio de ADN que ellos hicieron en Bolivia". "Queremos tener la cadena de ADN que se hizo en el vecino país, pero a nosotros nos interesaría tener una muestra para que el ADN se haga aquí", siguió el abogado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores argentino expresó la "preocupación" del gobierno ante la demora a la respuesta de un exhorto que envió el juez federal de Salta. El magistrado pidió a través de varios oficios a Bolivia el envío de una muestra de los restos óseos para poder hacer un análisis de ADN, pero hasta ahora no ha habido respuesta. Si las muestras llegan al país, serán analizadas por el reconocido Equipo Argentino de Antropología Forense, "lo que nos dará una certeza absoluta sobre el resultado", agregó.

En las fotografías, que ya fueron incorporadas al expediente de la causa judicial, se pueden ver múltiples coincidencias, que van desde una pequeña grieta en uno de los incisivos a la forma del mentón, pasando por las inclinaciones de otras piezas dentarias.

La joven, diseñadora de ropa, se dirigía a la ciudad de Jujuy, pero por motivos que se desconocen, se bajó del autobús en el que viajaba en la provincia de Salta. El padre de la desaparecida, Federico Cash, falleció en un accidente de tráfico en 2014 mientras viajaba a Jujuy para investigar llamadas de personas que decían haber visto a su hija.


cronica.com

Publicar un comentario

 
Top