Cholila Online

 

El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Villa Diamante, partido de Lanús. Un jubilado de 74 años asesinó a disparos a una mujer de 48 y le provocó lesiones en el cuero cabelludo a su pareja. Luego, se suicidó con la misma arma.

El hecho ocurrió en horas de la mañana en una vivienda de la calle Liniers 2362, en la localidad bonaerense de Villa Diamante, partido de Lanús.

El dueño de casa, Luis Santos Gómez, un jubilado de 74 años, asesinó a tiros a su hijastra de 48, Marcela Fabiana Chalomón, en medio de una acalorada discusión.

La víctima fatal, de profesión docente, recibió uno de los disparos en su abdomen y llegó muerta al Hospital Evita. Otro de los balazos rozó la cabeza de la esposa de Gómez, María Conde Sánchez, una jubilada de 77 años. Acto seguido, el agresor se disparó en la cabeza.

Discusión y locura

Según los investigadores, todo comenzó cuando Santos Gómez mantuvo una fuerte discusión con la hija de su mujer que pocos meses atrás había regresado al país tras vivir varios años en España y se instaló en la casa de la calle Liniers.

La relación entre Chalomón y Gómez no era la mejor y los vecinos aseguraron que era frecuente escuchar fuertes discusiones entre ambos. En medio del último intercambio de palabras, el hombre se apoderó de un arma de fuego y disparó contra la docente, a quien mató de un balazo en el abdomen.

Luego, le disparó a su esposa, discapacitada tras haber sufrido un ACV años atrás, quien recibió el roce de una bala en la cabeza y cayó malherida al piso. Al ver lo que había hecho, el hombre se apuntó con el arma en la cabeza y se suicidó de un balazo.

"Se escucharon entre cinco y seis disparos, por eso salimos a la calle a ver lo que pasaba", dijo Antonio, un vecino de Santos Gómez. "El era muy amigo mío, íbamos a comer juntos con su mujer y mi esposa. Era una excelente persona, muy tranquilo, era un hombre excepcional", agregó.

La sospecha de Antonio es que "la hija lo sacó de quicio. Ella regresó de España hace poco tiempo para cuidar a su madre, Maruja, porque había sufrido un ACV y lo debe haber sacado de quicio".

Respecto al estado de salud de la mujer, Antonio dijo no saber cómo se encuentra, pero que la vio salir del departamento lúcida y se la llevaron en ambulancia. "Maruja tenía dos hijas y ambas vivían en España. Marcela era docente y vino hace cinco o seis meses. La otra es odontóloga y aún vive allá", dijo.

El caso es investigado por un fiscal de turno del departamento judicial de Lomas de Zamora y por personal de la comisaría 5a. de Lanús, que secuestró el arma debajo del cuerpo del hombre y esta mañana realizaba algunos peritajes en el lugar.


Fuente: cronica.com

Publicar un comentario

 
Top