Cholila Online

 

El bahiense sintió un fuerte dolor durante un ataque y con gestos de dolor se marchó rumbo al vestuario. Sin embargo, retornó al campo y contribuyó en la victoria de los Spurs ante los Miami Heats.

Cuando finalizaba el primer cuarto en el duelo que protagonizaban San Antonio Spurs y Miami Heat, Manu Ginóbili asustó a todos los presentes en el AT&T Center. El bahiense intentó una maniobra personal, al penetrar hacia el aro, pero pisó mal y su rodilla derecha quedó trabada.

El argentino se tomó la zona con gestos de dolor y preocupación en su cara y se marchó rengueando hacia el banco de suplentes. Tras unos instantes sentado en la banca, el emblema del conjunto texano decidió dirigirse a los vestuarios, lo que incrementó la incertidumbre.

Sin embargo, el #Elpibede40 logró reponerse de su dolencia y regresó al campo de juego para liderar a los Spurs hacia una nueva victoria. Manu aportó 10 puntos, 3 asistencias y 3 robos en 25 minutos de juego en la victoria por 117 a 105 ante los Heats.

Con este triunfo, San Antonio marcha tercero en la Conferencia Oeste con un registro de 17 victorias y 8 derrotas, mientras que Miami ostenta un 11-13 y figura en la décima posición en el Este.

Fuente: infobae.com

Publicar un comentario

 
Top