Cholila Online

 

CON ESCASA PARTICIPACIÓN SE REALIZÓ UNA CONSULTA POPULAR

Con el 83 por ciento de los votos fue respaldado en Sierra Grande el proyecto de instalación de una central nuclear, en la consulta popular convocada por el Ejecutivo municipal, donde votaron unas 1700 personas, aproximadamente el 30 por ciento del padrón de la localidad.

La consulta no era obligatoria y este resultado es tomado por el intendente Nelson Iribarren y las autoridades comunales como un espaldarazo para insistir en la localización de la usina nuclear en esa región, a la vez que hay optimismo en poder sortear la ley provincial que prohíbe radicar en Río Negro proyectos nucleares de alta potencia.
Entusiasmo en Cambiemos

El diputado nacional por Cambiemos, Sergio Wisky sostuvo que esta consulta “es mejor que una encuesta porque no fue obligatoria y no hubo campaña a favor ni en contra”, dijo al manifestar su entusiasmado por el acompañamiento de la población de Sierra Grande, al referir que con este resultado “ahora se estudiarán los caminos institucionales” para encontrar una salida y que “lo primero que haremos en conversar con el gobernador”.

El legislador indicó que ya está informado el Jefe de Gabinete de la Nación sobre los resultados de la consulta y aventuró que se abre una posibilidad para instalar la planta nuclear, que a decir del diputado nacional de Cambiemos habrá que estudiar entre las autoridades nacionales y provinciales.

Escasa participación

Con un escaso nivel de participación y sin control independiente de la votación, la municipalidad de Sierra Grande afirma que se impuso el “Sí” a la central nuclear, en una devaluada consulta popular no vinculante ni obligatoria.

Pese a la indiferencia de la inmensa mayoría de la población, en la ciudad se vio al secretario de Energía de Nación, Julián Gadano, al senador nacional Miguel Pichetto y al diputado nacional Sergio Wisky, todos promotores del Sí a la central nuclear.

Según se dijo oficialmente, votaron por el “Sí” 1.419 personas y por el “No” 251, con un voto en blanco. Es decir que asistió el 24% del padrón. De todos modos, no hubo fiscales independientes que controlaran el escrutinio.

El Partido Justicialista había anticipado que no iría a las urnas, como tampoco lo hicieron los integrantes del grupo antinuclear y otras agrupaciones como el ARI y el Socialismo, que también se manifestaban por el “No”.

Uno de los primeros que votó en la mañana en la escuela 251 fue el senador Pichetto, que ratificó que Sierra Grande no se puede perder “la posibilidad de una inversión que superará los 8.000 millones de dólares”.

Luego de votar, Pichetto mantuvo un largo diálogo con el intendente Nelson Iribarren y el diputado Wisky que lo esperaban en el patio interno de la escuela donde hablaron de las estrategias a seguir o la vía judicial planteando la inconstitucionalidad de la ley o la vía política.

Publicar un comentario

 
Top