Cholila Online

 

La Cámara de Casación abrió una puerta a que el líder de la RAM reclame esa alternativa.

Si bien le rechazaron el pedido de excarcelación aunque instaron a apurar el juicio de extradición a Chile, los jueces de la sala II de la Cámara Federal de Casación Penal le abrieron una luz de esperanza al detenido líder mapuche Facundo Jones Huala. Los magistrados se negaron a tratar una solicitud de arresto domiciliario con tobillera electrónica porque no lo había planteado previamente a los jueces inferiores pero no le dijeron que rechazaban su solicitud.

De esta manera, si la defensa del detenido lonko incorpora rápidamente esa cuestión ante el juez Claudio Villanueva y la Cámara Federal de General Roca resuelve la eventual apelación antes de la realización del juicio, que aún no tiene fecha de inicio,la Casación podría volver a actuar en un asunto en el que en su última intervención del viernes pasado no le cerró la puerta al líder mapuche.

"Es menester destacar que la implementación de mecanismos de vigilancia electrónica no fue objeto de pronunciamiento algunopor el tribunal de mérito, por lo que una decisión de esta Sala en torno a lo solicitado, podría resultar violatoria del derecho a la doble instancia", dijo en su voto uno de los jueces de Casación, Alejandro Slokar, en referencia a la resolución del juez Villanueva en la que se le denegó la excarcelación.

"Así, corresponde que el extremo inherente a dicha cuestión se sustancie en la anterior instancia, para habilitar, a todo evento, la jurisdicción de esta Cámara por la vía recursiva correspondiente", añadió Slokar con la adhesión de su colega Juan Carlos Gemignani. La jueza Ana María Figueroa opinó lo mismo con sus propios argumentos. Es decir, todavía no adelantaron qué responderían ante esa eventualidad.

Los tres magistrados coincidieron la semana pasada en confirmar el rechazo a la excarcelación solicitada por Jones Huala tanto por Villanueva como por la Cámara de Apelaciones de General Roca. Se basaron en los antecedentes negativos citados por el juez de primera instancia, por ejemplo su salida clandestina de Chile en medio del proceso que allí tiene, y la falta de arraigo del detenido en la casa en la que dijo que viviría en Esquel junto a su abuela Trinidad.

El líder mapuche se encuentra detenido en la unidad penal federal de Esquel a la espera de la decisión de la Justicia sobre el pedido de extradición formulado por la Justicia chilena a raíz de su presunta participación en un incendio intencional en el que murieron dos personas en 2013, tenencia ilegal de armas y violación de la ley de extranjería. Jones Huala ya había estado tres meses preso el año pasado hasta que el juez federal de Esquel, Guido Otranto, declaró la nulidad del informe policial sobre su detención, medida confirmada por la Corte Suprema nacional.

En junio de este año fue nuevamente detenido durante un control vehicular de la Gendarmería porque, se argumentó, el pedido de captura de la Justicia chilena seguía vigente. Luego se sucedieron las intervenciones de las fuerzas de seguridad a cortes de ruta en reclamo de la liberación de Jones Huala e intervenciones en tomas de tierras que terminaron con las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

Casación dispuso "urgir" a Villanueva "para que celebre la audiencia de debate en resguardo de celeridad y publicidad del proceso, conforme los plazos de ley", es decir que le ponga rápidamente fecha de inicio al juicio de extradición. Además, esa misma sala, la que integran Slokar y Figueroa pero sin Gemignani como subrogante sino con Gustavo Hornos, revocó el rechazo a un habeas corpus planteado por otra comunidad mapuche en plena zona de Vaca Muerta, el yacimiento de gas y petróleo de Vaca Muerta, y dijo al juez que debe ser escuchada en una audiencia ya que así lo prevé la ley de amparo.



Fuente: clarin.com

Publicar un comentario

 
Top