Cholila Online

 


El equipo azulgrana se impuso por 3-0 ante el merengue. El uruguayo (53), el argentino y el español Aleix Vidal fueron los autores de los goles respectivamente.

El Real Madrid salió a presionar desde el inicio. A los dos minutos, un centro de Toni Kroos desde un tiro de esquina, y un doble cabezazo en el área, pudo significar el primer gol repentino del merengue, sin embargo, el remate de Cristiano Ronaldo quedó invalidado por posición adelantada.

El Barcelona no pudo hacer pie en el Santiago Bernabéu durante los primeros 20 minutos, en los que no lograron incomodar a Keylor Navas. El portugués, Luka Modric y Marcelo, fueron los encargados de generar juego y preocupación a la defensa azulgrana

A la media hora de partido, el equipo de Ernesto Valverde tuvo la primera situación clara de gol en los pies de Paulinho, después de una gran habilitación de Lionel Messi. El brasileño quedó cara a cara con el portero costarricense, que despejó la pelota al tiro de esquina de un manotazo.

A siete minutos del final del primer tiempo, una jugada colectiva, y otro centro de Lionel Messi a Paulinho pudo significar el primer tanto del Barcelona, pero otra vez apareció Keylor Navas para salvar al Real Madrid. A los 41 minutos, tras una asistencia de Marcelo, Karim Benzema estrelló un cabezazo en el palo.

El arranque del segundo tiempo comenzó más parejo que el primero. El Barecelona aprovechó los toques precisos que no tuvo en los 45 minutos iniciales y convirtió a los 53 con un remate de Luis Suárez. Ivan Rakitic comandó una buena contra y, en el momento justo, asistió a Sergi Roberto, que sin dudarlo le entregó el balón de primera al uruguayo, dejándolo mano a mano ante Keylor Navas, el cual no pudo hacer nada para evitar el primer gol.

A los 63 minutos y tras una jugada llena de rebotes peligrosos para el merengue, Carvajal terminó expulsado al atajar un balón que iba a terminar en gol de Paulinho. Además de la expulsión el árbitro pitó penal y Lionel Messi lo transformó en el segundo del Barcelona. Sobre el cierre del partido, el Barcelona consiguió un último tanto en los pies de Aleix Vidal.

El clásico que animan Real Madrid y Barcelona significa el pistoletazo de salida a la Navidad con un encuentro que podría permitir a los blaugranas dar un golpe de autoridad en la Liga en caso de lograr la victoria en el Santiago Bernabéu.

Los catalanes llegan a este encuentro líderes del campeonato doméstico con 11 puntos de ventaja sobre los capitalinos, que marchan en la cuarta posición de la clasificación, aunque con un partido menos.

Una victoria azulgrana dejaría a los blancos a 14 puntos, una distancia que el Merenguenunca ha logrado remontar para ser campeón. "Hablar en diciembre de Ligas sentenciadas es muy difícil, es muy complicado, sí que es cierto que ganar allí sería dar un paso más", consideró Andrés Iniesta
al recoger su premio al mejor jugador de la selección, que le otorgó el diario Marca.

El capitán del Culé recuerda, además, que tienen al Atlético Madrid mucho más cerca, pero nadie duda del golpe de autoridad que supondría dejar al máximo rival lejos de la cima. "Ganando les sacaríamos una ventaja importante", dijo Leo Messi también al recibir el premio Pichichi al mejor
goleador de la temporada pasada.

Messi contra Cristiano

El duelo entre el astro argentino y su rival portugués se presenta como uno de los principales atractivos del encuentro. El rosarino llega al clásico en plena forma como líder de los goleadores de la Liga con 14 tantos, lejos de las cuatro dianas que lleva la estrella lusitana en el campeonato español.

Poseedores ambos de cinco Balones de Oro cada uno, son conscientes del escaparate mundial que supone el espectáculo, que se espera que vean 650 millones de telespectadores, por lo que buscarán aumentar su cuenta en el gran partido de la Liga española.

El Barcelona tendrá que lidiar con las bajas del central Samuel Umtiti, cuya plaza podría ocupar el recuperado Javier Mascherano, y del delantero Paco Alcácer, mientras parece poco probable que el extremo francés Ousmane Dembelé pueda estar disponible.

"Seguimos fieles al mismo plan. Creemos que (Dembelé) puede estar operativo en enero", decía recientemente el técnico azulgrana, Ernesto Valverde, que contará con Luis Suárez y Messi en el ataque para llevar la responsabilidad ofensiva.

Por el lado blanco, tras sufrir un calvario de lesiones en el inicio de temporada, Zidanepodrá contar con todos sus pesos pesados, pero parece poco probable que ponga de inicio al galés Gareth Bale, que apunta más a revulsivo desde el banco, dejando de entrada a Francisco Alarcón Isco para apoyar a Cristiano Ronaldo y Benzema.

El luso se entrenó aparte los dos últimos días debido a un golpe en la pantorrilla, pero la prensa española considera que podrá estar desde el inicio en el Santiago Bernabéu.


Fuente: infobae.com

Publicar un comentario

 
Top