Cholila Online

 

Jorge “Loma” Ávila, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados.

El dirigente alienta la discusión minera a través de Petrominera y pide que si la actividad se habilita, deje obras para las futuras generaciones. Dijo que en lo laboral, el año fue malo para el sector pero que se sostuvieron conquistas gremiales. Duras críticas a la reforma laboral y previsional de Cambiemos.

-¿Cuál es el balance del sector en 2017?

-En lo laboral y lo económico fue malo. Se perdieron empleos, se redujeron las inversiones y las operadoras bajaron la producción. Fue un año negativo. Sin embargo, en materia de beneficios y conquistas gremiales no fue tan malo. Seguimos teniendo 9.870 trabajadores y siendo la materia prima en la región. Lamentablemente hubo despidos aunque dentro de todo lo malo, no lo fue tanto.
-¿Los despidos fueron inevitables?

-Lo es cuando el Gobierno permita que en algunas actividades se realicen determinadas maniobras. Cuando las operadoras ponían el barril a 30 o 32 dólares, uno estaba de acuerdo en sentarse a discutir algunas cosas pero ahora que está a 62 se siguen planteando cuestiones que tendrían que haberse superado. Se permite porque nadie está “apretando” a los empresarios. Una cosa es la flexibilización laboral, la movilización nuestra en la calle por defender a los laburantes y otra distinta es la pelea con las operadoras, sobre todo con las que tienen compromisos firmados y los incumplen. Sipetrol, por ejemplo, no invierte nada en Chubut y sin embargo, lo hace en otros lados. Se pusieron en venta solos. En Tecpetrol está lo peor del empresariado argentino y son buenos alumnos de Macri. Igual, nadie está obligado a quedarse.

-¿Se achicó la brecha en cuanto al esquema de precios respecto a Neuquén?

-No. Tienen un petróleo que pagamos todos los argentinos como es el blem, se sigue subsidiando entre 4 y 5 dólares y tienen un precio de gas que no tenemos en Chubut. A libre mercado hemos sobrevivido bastante bien. En Neuquén con todo lo que se ha hecho tiene más de 1.800 despedidos y que siguen cobrando los Repro. No todo es como se vende, lo cierto es que el capital termina dirigiéndose hacia allá.

-¿Cuál es la perspectiva para 2018?

-Tenemos firmado un acuerdo con Pan American que es bueno para los trabajadores, para la Provincia y la ciudadanía porque hablamos de inversión. Se seguirá perforando y se mantendrán los empleos. Los pozos se transformarán también en regalías. Hemos caído en la producción de crudo y PAE no logró aún llegar todavía al nivel que tenía antes del conflicto con los Dragones. Ninguna operadora tampoco buscó nuevas reservas por lo que el horizonte es positivo. El actual precio del barril permite que puedan hacerse exploraciones. Hay expectativas aunque no todas las empresas son iguales porque muchas siguen pensando en sacarse gente de encima.

-¿Cómo impactarían en Patagonia las medidas que busca implementar Nación?

-Muy mal porque la reforma laboral atenta contra los trabajadores. Cuando dicen que subirán cinco años más las jubilaciones uno se pregunta dónde irán los aportes de todo ese tiempo. Cuando se habla de “nuevos empleados”, cada empresa tendrá tres años para no tributar y no aportar por ese trabajador. De algún lado se tiene que dar cobertura y ahí está la explicación de este mecanismo. La reforma atenta contra lo más débil que tiene la sociedad que son los jubilados. El Estado quizás no pueda jubilar a todo el mundo, quizás deba implementarse un subsidio pero no se puede llevar a todos los trabajadores adonde se los está llevando. Este gobierno viene con la misma receta que utilizó Menem en su primera reforma muy similar, salida de la Ucedé, de la derecha pura argentina. Esto es lo mismo. Tres dirigentes de la CGT se atribuyen el derecho de 16 millones de trabajadores y parecen estar de acuerdo o tienen miedo de ir presos porque hay una amenaza constante del gobierno. Hay sindicalistas que se convierten en empresarios y otros que nos dedicamos a defender a la gente, lamentablemente somos cada vez menos. Uno no puede entender que la CGT local no esté mirando esto. Hay legisladores que levantan la mano perjudicando a los mismos que los votaron.

-Se habla de minería, ¿la ve posible?

-La minería es una herramienta que tiene Chubut para mirar al futuro y Petrominera debe jugar un rol fundamental a la hora de definir. No hay que crear nada nuevo. Los mejores cuidadores deberían ser los promineros, sería el mejor control que podemos tener. Permitir una inversión controlada y con regalías para la provincia. Hay que mirar el futuro porque más endeudamiento del que hay, no puede haber. Hay que generar un plan económico que sirva. Tenemos que ser capaces de crear recurso y saber administrarlo. Creamos deuda en vez en ingresos. Los comodorenses nos hemos quedado porque tendríamos que haber sido la logística de la minería si hubiéramos sido más inteligentes.

Lamentablemente pensamos que el petróleo iba a durar 200 años más y nadie se preocupó. Ojalá negociemos algo bueno, cosas que queden y no solo el sueldo de los trabajadores. La minería debiera aportar una escuela, un jardín o un hospital.

-¿Renuncia a la Presidencia de Petrominera?

-Mi renuncia está presentada y lo mío terminó con Mario Das Neves, a quien le tuve mucho respeto y admiración. Tiene que haber una visión distinta. Petrominera tiene que ser la herramienta fundamental para encauzar la discusión minera. Chubut tiene un enorme potencial para salir adelante, hay que poner a gente que sepa y no a amigos o compañeros. A veces no está la gente idónea en cada puesto. Petrominera necesita hoy otro director; un presidente más activo y comprometido porque nos tocó una época de precio barato, malo, donde todo era deuda. Sabíamos que era época de resistir y lo hemos hecho, ahora hay que darle otro dinamismo. Sería muy egoísta contar con el recurso y no discutir sobre el mismo.

-¿Puede surgir trabajo con la minería?

-Necesitamos la opinión de todos porque esto se puede convertir en trabajo para nuestros jóvenes. Hoy los chicos están en una esquina y no tienen nada para hacer, ni siquiera han terminado sus estudios. Si no hacemos algo ahora será un desastre para nosotros mismos. El tema de la droga por ejemplo, está escondido y si no nos damos cuenta es porque no queremos ver la realidad. Es impresionante la cantidad de armas que andan sueltas. Hay que encontrar salidas y no hacer la del avestruz, saliendo en la foto cuando está todo tranquilo. Yo como padre tengo en carne propia el mismo problema. Uno lo sufre y por eso debe encontrarse un rumbo.#

Por Ismael Tebes

Publicar un comentario

 
Top