Cholila Online

 

El Ministerio Público Fiscal informó que los restos óseos hallados el 30 de septiembre pasado en la costa marítima de San Antonio Oeste pertenecen a Rodrigo Hredil, luego de recibir el informe de ADN. El joven había desaparecido en julio del 2015.

Este viernes el fiscal Juan Pedro Puntel recibió el informe de ADN de los restos óseos hallados en la costa marítima de San Antonio Oeste, el 30 de septiembre pasado. El documento, suscripto por la responsable del Laboratorio Regional de Genética Forense, Silvia Vannelli Rey, confirma que los mismos pertenecen a Rodrogo Hredil.

El análisis molecular de ADN se efectuó sobre una diáfisis de húmero izquierdo y de fémur derecho y dicho estudio arrojó que “el vínculo de maternidad de Celia Araya con respecto a los restos óseos analizados es superior al 99,9%”.

El mencionado laboratorio realizó dicho examen en dos oportunidades para confirmar los resultados. Asimismo, en el informe de autopsia elevado por el Cuerpo Medico Forense y suscripto por el Dr. Gabriel Navarro se destaca, entre otras conclusiones, que “la data de la muerte se puede precisar en mayor a un año” y que de dicho examen “no es posible determinar las causas” de la misma.

No obstante, agrega, que “no se observa en las partes óseas signos compatibles con traumatismos”.

En el referido informe médico se destaca también que el estudio dentario realizado por el odontólogo Sergio Thefs, arrojaba iguales conclusiones de correspondencia por conformación y desgaste de piezas dentales.

Con estas precisiones, la Fiscalía dispondrá el cese de la búsqueda comunicándolo tanto a Interpol como a los Ministerios de Seguridad y Justicia de la Nación y de la Provincia de Río Negro.

Rodrigo Hredil desapareció el 31 de julio de 2015 luego que se presentó en la Comisaría 29° de Las Grutas para pedir ayuda, ya que según consignaron desde la policía, padecía de un severo problema psiquiátrico y aducía "escuchar voces".

Luego pidió salir a "fumar un cigarrillo" mientras que desde la dependencia policial se articulaba el pedido de ayuda profesional, pero nunca más se lo volvió a ver.

Horas más tarde se encontró su camioneta a la vera de la Ruta 251, sin señales de violencia y con las llaves puestas.

Desde ese momento se realizaron varios allanamientos en diferentes puntos de la provincia sin resultados positivos. Además se llevaron adelante marchas pidiendo la pronta aparición del joven.

Bariloche Opina

Publicar un comentario

 
Top