Cholila Online

 

Uno de los dirigentes que más lo conoció habló sobre su partida. Dijo que “el acompañamiento de la gente se expresaba sin importar el sello partidario con el cual participara” y aseguró que “deja un vacío inmenso”.

No me siento muy bien, no tengo muchas ganas de hablar” fueron las primeras palabras del exintendente de Trelew Máximo Pérez Catán al ser requerido sobre una declaración sobre la muerte de Mario Das Neves.

“Ha sido un largo camino, que no siempre fue exitoso, fue un camino que construirlo significo primero transcurrir por algunas derrotas, y algunas equivocaciones, y obviamente nadie es perfecto así que también uno comete errores, pero ha sido un camino siempre con la misma impronta y siempre en pos de los mismos objetivos, así que ha sido difícil por un lado pero ha sido gratificante por otro” dijo uno de los dirigentes que más tiempo transcurrió al lado del fallecido gobernador.

Pérez  Catán destacó, sobre todo, la conexión del dirigente político con la gente, “el había logrado un nivel de conexión y de respeto y cariño con el electorado, que inclusive lo aceptaba así tal cual era, lo acompañaba y le tenía fe y confiaba; eso se expresaba sin importar el sello partidario con el que participara”.

En esa construcción, que lo llevó del PJ a fundar Chubut Somos Todos, el exintendente y exministro de gobierno dasnevista entiende que la apuesta política del extinto gobernador “no tenía que ver con superar al peronismo, tenía que ver con tratar de llevar una propuesta mayoritaria, una propuesta donde todos estuvieran dispuestos a poner el hombro a un proyecto que ya venía con un fuerte trabajo de cambio profundo en nuestra provincia”.

A modo de resumen de lo que fue la gestión de Mario Das Neves como gobernador de Chubut, Pérez Catán dijo que “en marzo del 2003 cuando Das Neves  todavía no había asumido como gobernador, las mamas y los papas chubutenses hacían cola en las puertas de las escuelas para ser los primeros y asegurar un banco para sus hijos, porque no había lugar para todos. En marzo del 2004 ya no hubo colas en las puertas de las escuelas y de ahí en adelante a ningún joven ni niño chubutense le hizo falta preocuparse ni a su familia obviamente porque no había banco en la escuela para que tomara clases”.

También dijo que ese ejemplo sirve para ver “lo que Das Neves quería en  la política y los éxitos que ha tenido, que no son otra cosa que el éxito de los chubutenses, fue el articulador que el pueblo necesitaba y seguramente todavía necesita seguir mejorando;  fue el gran articular que hizo capaces esos cambios revolucionarios”.

En el plano personal, aseguró que Mario Das Neves le deja “muchas enseñanzas, muy buenos recuerdos, la verdad que lo he acompañado y hemos hecho muchas locuras juntos y obviamente me deja un gran vacío, son muchos años de girar alrededor de sus proyectos y de su trabajo y de su pasión por la política”.

Diario Jornada

Publicar un comentario

 
Top