Cholila Online

 

Tras retomar esta mañana las negociaciones con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el Gobierno Nacional acordó con las provincias, menos con San Luis, un nuevo "pacto fiscal", por el cual Buenos Aires recibirá 40.000 millones de pesos en 2018, y 65.000 en 2019. A cambio, retirará su reclamo sobre el Fondo del Conurbano. El Congreso completará el acuerdo con la reforma tributaria que impulsa el Ejecutivo.

El presidente Mauricio Macri celebró este mediodía el acuerdo alcanzado por su Gobierno con los gobernadores a cambio de la promesa de pagar un bono extra del 15 por ciento para compensar las deudas que la Nación mantiene con las provincias. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, dieron detalles de lo firmado, acompañados por los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales; Misiones, Hugo Passalacqua, y Tierra del Fuego, Rosana Bertone.

Dujovne afirmó que el acuerdo alcanzó a "todas las provincias, a excepción de San Luis, que puede sumarse a los firmantes". El ministro adelantó que, tras el acuerdo, las provincias resignarán sus contra la Nación, y renunciarán a continuar los 56 juicios en marcha por 340 mil millones de pesos, a cambio de un bono de 80 mil millones, con una tasa de interés del 6 por ciento. Además, la provincia de Buenos Aires retirará la demanda por el Fondo del Conurbano y el Ejecutivo le transferirá 40.000 millones en año próximo y 65.000 millones a partir de 2019.

Dujovne insistió en que se trazó un "sendero de austeridad" en relación al "presupuesto, responsabilidad fiscal, revalúo de balances". "Quiero destacar el compromiso para reducir los ingresos brutos en 5 años", remarcó.

Frigerio, por su parte, adelantó que ahora prevé un acuerdo mayor con los municipios para que reduzcan las tasas que cobran en sus localidades. "Los gobernadores entendieron que la reducción del déficit no es sólo una expectativa del Ejecutivo sino de todos los argentinos y es lo que miran quienes nos financian en este camino gradual”, reveló el ministro del Interior, haciendo referencia al alto nivel de endeudamiento que registra la Argentina.

Luego de que Peña calificara el acuerdo como "histórico por la dimensión de los problemas a tratar", la gobernadora Bertone sorprendió con un discurso cargado de optimismo que contrasta con la realidad de Tierra del Fuego, donde se impuso un congelamiento de salarios hasta 2020. "Es la primera vez que no resignamos federalismo. Hemos quedado conformes, y esperamos que ahora se vea plasmado en las cámaras (del Congreso) a la hora de votar. Este es un trabajo en equipo y un mensaje para el mundo: dirigentes de distintos partidos acordando por el futuro del país", dijo Bertone.

Ante la consulta acerca de cómo se actualizarán los haberes jubilatorios, se produjo una confusión entre las explicaciones de Dujovne y Frigerio. Mientras el ministro de Hacienda aseguró que los aumentos serán acordes a la inflación, el de Interior aclaró que se acordó una "fórmula de movilidad que se ajusta trimestralmente, con aumentos por encima de la inflación".

“Sé que ha habido incomodidades, pero todos sabemos que tenemos una responsabilidad enorme y no podemos esperar porque hay cuestiones de pobreza y empleo que debemos resolver", dijo el jefe de Estado, al sentarse a la mesa con los mandatarios provinciales, en un video que pareció haberse filtrado por unos segundos en el canal oficial de YouTube de la Casa Rosada y que rápidamente desapareció.

Macri se refirió así a las febriles negociaciones que entabló su ministro del Interior con los gobernadores en la última semana después de que se conocieran los detalles del Pacto Fiscal que finalmente consiguió la alianza gobernante, que contempla un ajuste general en la administracón pública y una reducción de los impuestos provinciales. "Estamos convencidos de dar un gran paso adelante, no es fácil un acuerdo de este tipo, con puntos de partida tan distintos", reconoció el Presidente.

Macri no formó parte hoy de las duras negociaciones con los gobernadores, pero sí encabezó la firma del acuerdo cuando el entendimiento ya había sido alcanzado. Antes de poner la firma, el jefe de Estado sostuvo que este es "un paso hacia el reformismo", que combina un entendimiento de reforma fiscal y reducción del déficit nacional y del consolidado de las provincias. "Si no generamos previsibilidad (para motivar inversiones) nadie las va a generar", sostuvo el jefe de Estado.

Página 12

Publicar un comentario

 
Top