Cholila Online

 

El tribunal del jury de enjuiciamiento contra Graciela Suárez García decidió destituirla como fiscal general de Rawson por mal desempeño en una investigación por trata de personas que data de febrero de 2010 en Rawson. La resolución final se conocerá el lunes 27.

En la sala de audiencias del Superior Tribunal de Justicia, de Rawson se llevó a cabo el jury de enjuiciamiento de la fiscal general de esa ciudad, Graciela Suárez García, por mal desempeño en una investigación de trata de personas.

El tribunal estuvo integrado por el ministro del Superior Tribunal de Justicia, Mario Vivas, los diputados José Grazzini, del Frente para la Victoria y Roddy Ingram, de Chubut Somos Todos, así como los abogados Juan Manuel Irusta y Nicolás Alberto Demitriu. Ese tribunal halló responsable a Suárez García de haberse desempeñado mal al archivar rápidamente la investigación del caso de una mujer que en febrero de 2010 escapó de un prostíbulo del puerto de Rawson, ciudad a la que había sido llevada engañada por Cristóbal Barboza, quien finalmente fue hallado culpable, pero por parte de la Justicia Federal que debió hacerse cargo del caso.

La exfiscal también fue encontrada responsable de no haber tomado medidas de investigación claves que podrían haber dado con los integrantes de la organización que se encargó de reclutar a una mujer en Corrientes y, engañada, trasladarla a Rawson para ejercer la prostitución en el local conocido como “La Sirenita” de Playa Unión.

La resolución final con el fundamento de cada uno de sus integrantes, se conocerá el lunes 27, a las 16.

UNA ACTUACION GRAVE

Los representantes del Ministerio Público Fiscal, Emilio Porras Hernández y Juan Carlos Caperochipi, calificaron como muy grave la actuación profesional de Suárez García por no cumplir con protocolos, leyes y convenios internacionales a los que adhirió la Argentina en el combate internacional del delito de trata de personas.

Los funcionarios señalaron que Suárez García no tomó las medidas claves para profundizar la investigación como allanamientos y detener a Barboza, que había sido reconocido en rueda fotográfica por la víctima como el individuo que la fue a buscar a la terminal de ómnibus de Rawson.

Para los acusadores, la exfiscal no ordenó medidas consideradas elementales como pericias psicofísicas a la víctima, allanamientos o secuestros de historias clínicas o requisas en los lugares donde la hacían ejercer la prostitución.

Mientras que el defensor de Suárez García, Ricardo Lens, sostuvo que el caso debió haber sido investigado por la fiscal Silvia Pereira, que en el inicio de las actuaciones aconsejó que la causa fuera derivada a la Justicia Federal por estar claramente frente a un delito de trata de personas.

Lens también destacó: “el archivo de la causa no significa la paralización de la investigación” y que el “mal desempeño” que se le atribuye a su defendida debió darse de manera reiterada. “Este caso, se trató de un caso aislado”, aseguró.

ENGAÑO Y MAL DESEMPEÑO

La mujer oriunda de Corrientes tenía 24 años al momento de producirse su secuestro para explotarla sexualmente. Fue engañada y reclutada con el pretexto de que en Chubut realizaría tareas domésticas y le pagaron el pasaje en colectivo hasta Rawson. En la terminal de ómnibus de esa ciudad la aguardaba Barboza que la llevó al Puerto de Rawson para hacerla ejercer la prostitución con varios clientes durante dos días. Uno de ellos estaba alcoholizado y esa circunstancia fue aprovechada por la mujer para fugarse y pedir auxilio a policías que patrullaban por la zona.

Tras el archivo de Suárez García, una investigación posterior a cargo de la Justicia Federal logró determinar la culpabilidad de Cristóbal Barboza. El fiscal federal Fernando Gélvez impulsó las pesquisas que terminaron con Barboza culpable y condenado a tres años de prisión. En su sentencia el Tribunal Oral de Comodoro Rivadavia cuestionó el trabajo de Suarez García que motivó el jury en su contra.

El Patagónico

Publicar un comentario

 
Top