Cholila Online

 

Dethier habló de ganar productividad y acceder a nuevos mercados.

Desde la entidad de Puerto Madryn salieron así a contestarle al titular de la Cámara Argentino - China de Industria y Comercio. La salida para buscar mayor competitividad.

El presidente de la Cámara Industrial Puerto Madryn, Oscar Dethier, salió al cruce de las manifestaciones realizadas por el titular de la Cámara Argentino-China de Industria y Comercio, respecto a traer un millón de chinos a La Patagonia como medida para bajar el déficit comercial del país.

Desde CIMA se dejó en claro que “encarar el problema del déficit comercial con una súper potencia como China con la simplificación de incorporar un millón de trabajadores chinos para de esta manera incrementar la producción y la productividad es un planteo erróneo y sobre todo peligroso”.

En este contexto, se puntualizó que el déficit comercial se puede explicar con innumerables razones, pero principalmente por el “elevado costo laboral argentino y no por los sueldos de los trabajadores. La presión fiscal excesiva y regresiva expandida en todas las etapas productivas, la infraestructura precaria e insuficiente, además de la logística costosa e ineficiente, con fuerte incidencia de la logística terrestre, siendo esta una de las más caras del mundo”. Asimismo, se puntualizó en la “baja inversión por inestabilidad económica, corrupción e inseguridad jurídica (nacionalizaciones, inflación, controles de cambio, falta de estadísticas nacionales, entre otros), la debilidad de la tasa de inversión y pobres resultados en I+D.

Dethier sostuvo que “todas estas dificultades nacionales (costo argentino) reciben un plus de adversidad propio de la región patagónica, que agravan nuestras posibilidades competitivas”, añadiendo que “CIMA junto a la comunidad de cámaras y representaciones empresarias hemos realizado planteos sistemáticamente en todos los niveles y foros posibles, reclamos que mantenemos vigentes buscando alcanzar resultados efectivos”.

Asimismo, el directivo de la cámara planteó que “pretender que solucionaríamos el problema de competitividad y por lo tanto el déficit comercial “trayendo un millón de chinos” a producir, constituye una falacia que no se sostiene desde el punto de vista técnico ni desde el punto de vista del sentido común, generando nuestra indignación y profundo rechazo.”

En contraposición, el dirigente planteó que “en ningún momento debemos perder de vista que un tercio de nuestros compatriotas no tiene trabajo; que otro tercio trabaja en negro y que el crecimiento demográfico viene superando la velocidad de generación de empleo”. Desde allí, Dethier consideró clave que “para solucionar nuestro déficit comercial existe el gran mercado y es una puja entre las naciones ocupar espacio económico productivo en él. Son 7 mil millones de consumidores del planeta. Allí tenemos que enfocarnos. Y para ello hay que tener ideas claras y firmes los propósitos de ganar productividad y acceder a esos mercados”.

En simultáneo consideró que “el país necesita insertarse en el mercado mundial e incentivar inversiones extranjeras sin duda y lo antes posible, pero los propósitos, las condiciones y los resultados a futuro no son una cuestión menor. Y en ese campo los respectivos representantes deben tener claro a quién representan”

Diario Jornada

Publicar un comentario

 
Top