Cholila Online

 

Otto Wöhler, director del INIDEP.

El INIDEP dio marcha atrás con la mentira que lanzó en Chubut sobre el recurso pesquero en el medio gráfico Diario El Chubut.

Si el INIDEP no mintió los que mintieron fueron los dueños del Diario El Chubut, de cualquiera de las dos maneras es evidente que alguien esta "torciendo" la profesionalidad del INIDEP y del Diario El Chubut.

“El incremento en las capturas tuvo que ver con un incremento del esfuerzo”

Gran revuelo generaron las declaraciones del Director de Especies Pelágicas del INIDEP a un medio patagónico. Marcelo Pájaro desmiente que haya dicho que el número de barcos no afecta a la pesquería de langostino y Otto Wöhler, director del Instituto, aclara la postura institucional.
Marcelo Pájaro Director de Especies Pelágicas del INIDEP 

Marcelo Pájaro es el director de Pesquerías Pelágicas y Ambiente Marino del INIDEP y tiene bajo su órbita el Programa de Langostino. A pesar de ocupar un puesto importante no era muy conocido, hasta que en el contexto de una charla en la Legislatura de Rawson, un medio patagónico le realizó una entrevista telefónica y tras la publicación de sus declaraciones se generó un escándalo luego de la réplica que recibieron de www.pescachubut.com con la nota ¿La corrupción llegó al INIDEP?

Según el diario El Chubut, el investigador habría afirmado que el número de barcos no afecta la pesquería; pero él niega que esas hayan sido sus palabras, aunque reconoce que pudo no ser lo suficientemente claro en las explicaciones. Desde la Dirección del INIDEP, Otto Wöhler salió a desmentir que ésa sea la postura del Instituto y atribuyó el escándalo a una serie de malentendidos.

Durante el fin de semana el diario El Chubut publicó una nota realizada a Marcelo Pájaro, donde el Director del Programa de Langostino del INIDEP afirma que “el cuidado del langostino está estrictamente relacionado al cuidado del ambiente, eso es lo que afecta e influye” y que  “la situación de que el langostino se mantenga, baje o suba, dependerá de la situación ambiental, no de la cantidad de barcos”, “no tiene incidencia, porque el recurso no solo sigue respondiendo, sino que ha aumentado”.

Estas conclusiones se contradicen directamente con las observaciones que han realizado los responsables del Programa Crustáceos, Paula Moriondo y Juan de la Garza, jefes del Programa de Langostino, en varios informes técnicos: “Aún en estos momentos, en donde el recurso abunda, las consecuencias del incremento del esfuerzo resultan inciertas”, se ha podido leer durante 2017.

Por eso consultamos a Marcelo Pájaro sobre las declaraciones realizadas. El científico negó que esas hayan sido sus respuestas, aunque reconoció que quizás no fue correctamente interpretado y, parándose en algunas palabras puntuales como “agotamiento y estrés del langostino”, que aparecen en la nota pero no como textuales, infiere que hubo “mala intención”. Pero los planteos de Pájaro iban más allá del uso de uno u otro término; por eso le pedimos una explicación más clara.

Más allá de las palabras agotamiento y estrés. ¿Conceptualmente, usted considera que el langostino depende de las cuestiones ambientales exclusivamente?


NO RECUERDO SI LO DIJE

MARCELO PÁJARO: No recuerdo si lo dije en la nota pero sí lo repetimos en la charla, no solo son cuestiones ambientales sino también de manejo las que influyen, porque si no protegés, como se está haciendo ahora, a los juveniles y los reproductores, los perdés. Hay una parte de manejo que también influye en que se esté dando esto; cuánto no sabemos. Yo creo que es producto, más de cuestiones ambientales que de manejo, pero realmente sobre eso no tenemos información.

RP: ¿No sostiene, como reproduce el medio, que existe una comprobación científica que avale su teoría?

MP: Tenemos especulaciones, estamos viendo si tiene que ver con los efectos de un posible cambio climático. Es muy complicado, en todo el mundo se está analizando y tampoco hay nada concreto.

RP: ¿Afecta o no la disponibilidad y la supervivencia del langostino la cantidad de barcos?

MP: Lo único que nosotros vimos y que también está en los informes, es que indudablemente el incremento en las capturas tuvo que ver con un incremento del esfuerzo; sobre eso no tenemos ninguna duda. (Esfuerzo Pesquero = Sobre Pesca) Durante la reunión en la Legislatura algunos nos decían que el esfuerzo estaba destruyendo el langostino, pero nosotros lo único que podemos decir es que durante la temporada no hubo una caída en las capturas que nos dijera que empezó a mermar el recurso. Después habrá que ver cómo está el tema de los reproductores, huevos y larvas que deberemos observar durante la campaña.

RP: ¿Usted niega que se haya referido a la concesión de nuevos permisos diciendo que siempre que existan controles se pueden seguir otorgando?

MP: Totalmente, porque nosotros no opinamos sobre esos temas porque lo de los permisos pasa por la autoridad de aplicación, es más político.

RP: ¿Le preocupa el aumento de permisos de pesca en la pesquería de langostino?

MP: Me preocupa en el sentido de ver qué va a pasar con el recurso. Hay que empezar a ordenar la pesquería; esto podrá implicar o no el número de barcos, pero sí o sí tiene que haber un ordenamiento de la pesquería y hay que avanzar sobre un plan de manejo de langostino. Ésa va a ser la manera más ordenada, tanto en las dos jurisdicciones del Golfo San Jorge como en la de la Nación; deberán sentarse, discutir y entiendo que ahí se tendrá que ver si el número de barcos debe ser este, menos o más. La única manera es hacerlo por consenso.

Otto Wöhler: “Jamás analizamos el tema de los permisos”

El Director del INIDEP consideró que se generó “una serie de malentendidos” en torno a las declaraciones hechas por Marcelo Pájaro y  quiso aclarar que el Instituto “no se ha manifestado nunca, ni avalando ni por la contraria respecto de los permisos de pesca que están en danza en la provincia de Chubut; jamás siquiera analizamos el tema”.

También aclaró que hasta el momento nunca se han manifestado “respecto del nuevo esquema que se ha dado en el langostino con el ingreso de muchos buques de la ciudad de Mar del Plata. Así que todas las manifestaciones que tengan que ver con la posición del INIDEP son falsas porque no ha asumido ninguna. Creo claramente que la pesquería de langostino debe ser ordenada y que tiene que existir un plan de manejo para la pesquería; pero nunca tomamos partido por una posición sectorial”.

Si bien el INIDEP no se ha manifestado expresamente sobre el desplazamiento de la flota de Mar del Plata, sí ha señalado en los últimos informes el impacto que el aumento del esfuerzo pesquero está teniendo sobre la pesquería. Al ser consultado sobre el particular, Wöhler respaldó las observaciones realizadas en los informes por los jefes del Programa Langostino.

“Sí, por supuesto y hemos presentado nuestros informes mostrando un aceleramiento en las capturas de langostino este año en particular y también de la de merluza, debido al mayor número de barcos presente en la pesquería. Pero no hemos hecho ningún juicio de valor, simplemente es una situación descriptiva. Este año se pescó más rápido el langostino y también la merluza como by catch respecto de lo sucedido en otros años, por un mayor esfuerzo pesquero; eso es innegable”, concluyó.

Al final y en resumen el INIDEP reconoce la sobrepesca y da muchas vueltas para decirlo con una terminología que la entienda la sociedad, pero sin dudas este malentendido como ellos lo llaman le quitaron prestigio y seriedad al Instituto que se involucró en política hablando de los permisos de pesca y del recurso pesquero sin tener datos continuos ni realizar campañas científicas por falta de presupuesto que avalen sus informes de manera cierta y específica.


Fuente: www.pescachubut.com

Publicar un comentario

 
Top