Cholila Online

 


He escuchado muchas críticas respecto al sistema: que es caro, que es innecesario, que es un tema interno de los partidos políticos. Pero la selección de candidatos de alguna manera se tiene que hacer y éste es un sistema que parece adecuado, dado que permite una plena participación de los aspirantes, votan todos los ciudadanos y el Estado está presente en el control electoral. Es cuestión de cada partido luego, si promueve el pleno aprovechamiento del sistema o busca las alternativas de lista única. 

Respecto a los resultados en nuestra Provincia, a pesar del enorme esfuerzo publicitario del gobierno de Das Neves por vender otra cosa, la realidad indica que el 74,6 % le dijo que no a esta gestión, que fue así plebiscitada según sus propias apuestas preelectorales: obtuvieron 80.206 votos sobre un total de 315.320 votantes, es decir que cada cuatro electores, uno les dijo que sí y tres le dijeron que no.

El Frente para la Victoria sumó 98.052 votos, Cambiemos 76.309, los cuatro partidos denominados de izquierda un total de 35.151 votos, completándose el total con 17.725 votos nulos y 7.785 en blanco.

Respecto a las zonas, que simplifico para no abrumar con números, se observa una gran paridad en la zona Costa Valle (Departamentos Rawson, Gaiman y Biedma) entre el Frente para la Victoria con 38.275 votos, y el CHUPATO con 38.402 votos, un poco por debajo Cambiemos con 34.162 votos, luego la Izquierda con 18.023 votos y 10.966 votos entre nulos y en blanco.

El CHUPATO mantiene importantes ventajas en el Departamento Futaleufú donde obtuvo 10.142 votos, seguido con mucha paridad entre ellos por el Frente para la Victoria con 5.851 votos y Cambiemos con 5.873 votos, 2.743 votos para los partidos de izquierda y 2.323 entre nulos y en blanco.

En la zona sur (Departamentos Escalante y Sarmiento), se mantuvo la supremacía del Frente para la Victoria con 43.482 votos, seguido de Cambiemos con 32.147 votos, el CHUPATO 22.787 votos, los cuatro partidos de izquierda 12.190 votos y 9.714 votos entre nulos y en blanco.

En los nueve Departamentos que con gran desarrollo territorial completan la Provincia (Ameghino, Mártires, Paso de Indios, Telsen, Gastre, Cushamen, Languineo, Tehuelches y Senguer), se confirmó la mayoría del Frente para la Victoria con 10.444 votos, seguido del CHUPATO con 8.875 votos, Cambiemos 4.127 votos, los cuatro partidos de izquierda 2.195 y 2.599 entre votos nulos y en blanco.

Este es el escenario en el cual se desarrollarán las elecciones del próximo 22 de octubre, donde a pesar de que los pronósticos abundan, voy a exponer mis consideraciones al respecto.

Estimo que el llamado dasnevismo, con independencia de la cuestión de salud de Das Neves, ha llegado a su techo electoral y de aceptación, y la ciudadanía no ve a este sector como herramienta apta para defender los intereses de la Provincia y del pueblo chubutense. 

Ha quedado en evidencia también que Chusoto o Chupato no representan al peronismo, que el peronismo está en el Frente para la Victoria, en el campo nacional y popular y que es ésta la opción clara para todos los sectores que promueven una alternativa al macrismo. 

Esto se verá reflejado, a mi entender, en que el Frente para la Victoria triunfará bien en octubre, superando holgadamente los 100.000 votos. Muchos votos nulos y en blanco y algunos de los sectores de izquierda de las PASO, se van a inclinar al voto útil en relación a las políticas nacionales, la mayoría serán para el Frente para la Victoria, algunos para Macri y ninguno de estos para el Chupato. 

Más allá de las obvias preferencias propias, es importante destacar que Cambiemos tiene identidad, y consolidará los votos del sector que pretende profundizar el modelo actual que lleva adelante el gobierno nacional y en ese marco disputará seguramente el segundo lugar con el dasnevismo.

Estas son solo opiniones personales en relación a los resultados y proyecciones electorales, que pretenden sostener las propuestas que impulsamos tendientes a superar la profunda crisis que afecta a la producción y el trabajo en la región patagónica, y que ha puesto al desnudo las falencias del sector público provincial para sostener con dignidad al conjunto de la población.

Por José Salvador Arrechea

Publicar un comentario

 
Top