Cholila Online

 

Detectaron ejemplares de foca “leopardo” en Península Valdés y Comodoro Rivadavia. Suelen vivir en la zona antártica.Advierten sobre su alta agresividad.

Las imágenes de un ejemplar de Foca Leopardo, uno de los grandes depredadores de la Antártida, se multiplicaron en los últimos días en las redes sociales, después que el animal fuera fotografiado en la costa de Península Valdés, y también en el sur de la provincia, cerca de Comodoro Rivadavia.

Mariano Coscarella, investigador adjunto del CENPAT- Conicet, dijo a FM Tiempo Trelew (91.5) que el ejemplar fotografiado “es una foca leopardo, un animal natural de la Antártida, y es un depredador bastante importante, en especial de pingüinos”.

“No es un visitante extraño en nuestras  costas, cada dos o tres años aparece un animal en nuestras playas, pero es difícil saber si se trata del mismo individuo que apareció en Comodoro y en el Golfo Nuevo, podría ser el mismo o podrían ser dos”, dijo el especialista.

Aseguró que habitualmente se trata de ejemplares que “están en el mar y salen a descansar” y en el caso del que fue visto por colegas suyos en la zona del Golfo Nuevo “si bien no está en su condición óptima, no parece un animal que esté en una condición física muy mala, está un poco flaco, pero se lo veía descansando”.

“La foca leopardo es un animal grande, de unos 3,5 metros de largo y bastante agresivo. La recomendación para la gente es no acercarse.importante y la recomendación para la gente es que cuando ve un animal de estos no acercarse, tener cierto resguardo, suelen ser bastante agresivos”, dijo Coscarella.

El investigador consideró poco probable que a futuro pueda darse un asentamiento de ejemplares de esta especie en el litoral marítimo de Chubut, “la realidad es que esto animales suelen ser vagabundos, que están en áreas nuevas, zonas nuevas, pero normalmente lo hacen solos y luego, o regresan o mueren”.

Depredador de pingüinos

También explicó que si bien se trata de un depredador directo de los pingüinos, no es lo único que comen, “hace años atrás murió un ejemplar en nuestras costas y al diseccionarlo encontramos en su contenido estomacal tres ejemplares de Macá, grandes, o sea que pueden comer otras cosas además de pingüinos; no creo que sea un problema de falta de alimentos en la Antártida lo que haga a estos animales salir de vez en cuando”.

“Así como aparecen, desaparecen, lo que pasa es que ahora con las redes sociales se magnifica la dinámica en sí, pero suelen estar una o dos semanas, después se los  deja de ver y salvo que aparezca el cadáver uno no tiene mucha certeza si volvió a su hábitat o está muerto”, dijo el investigador.

Mariano Coscarella recordó a la población que “cualquier especie de cetáceo o pinnípedos (lobos marinos o focas) que se encuentre muerto, por ejemplo un delfín, o un lobo marino, que llamen al 103, para que podamos ir y recogerlo, un cadáver brinda mucha información, son animales muy difíciles de encontrar para hacer estudios” y también advirtió que la gente no los manipule, “porque no son animales que estén libres de patógenos, no se sabe de qué murió, así que de la misma manera en que uno no anda tocando un perro muerto, tampoco con estos animales”.

Jornada

Publicar un comentario

 
Top