Cholila Online

 

Hoy en el vecino país comenzarán las audiencias públicas para debatir la aprobación de una ley de aborto aplicable cuando el feto sea inviable, cuando esté en riesgo la vida de la madre o el embarazo sea producto de una violación. Las opiniones se extenderán por dos días con más de 135 expositores.

A dos semanas de su aprobación en el Congreso, el proyecto de ley de aborto entrará en su tramo final a partir de hoy, cuando comiencen las audiencias públicas en las que los miembros del Tribunal Constitucional de Chile escucharán 135 opiniones a favor y en contra de la norma, antes de decidir si avala o no la iniciativa impulsada por la presidenta Michelle Bachelet.

A lo largo de dos días y en audiencias públicas que se extenderán hasta la medianoche y que serán trasmitidas por streaming, el Tribunal tendrá que escuchar 135 opiniones, tanto individuales como de organizaciones. Cada uno tendrá diez minutos para poder expresar sus argumentos apoyando o rechazando la iniciativa que autoriza el aborto en tres causales: cuando el feto sea inviable, cuando esté en riesgo la vida de la madre o el embarazo sea producto de una violación.
El viernes, será el turno de los alegatos, tanto de los abogados que defenderán la postura del Gobierno, como de los representantes de los senadores de derecha que integran Chile Vamos, quienes presentaron el requerimiento de inconstitucional ante el TC.

Ese mismo día también estará presente el abogado que representa a los diputados, quien, según explicó el presidente de la Cámara, el socialista Fidel Espinosa, representará a la mayoría de los parlamentarios que aprobaron el proyecto.

En declaraciones a Télam, Claudia Dides, de la agrupación Miles que apoya la iniciativa, aseguró: "Tenemos la convicción de que vamos a ganar, de que no es posible que no se respete la voluntad soberana que se plasmó en el Parlamento y además de que no se respete el trabajo de las organizaciones sociales que se desarrolló durante 7 años, que es cuando empezamos a impulsar esta iniciativa".

Aunque todas las encuestas indican que la mayoría de los chilenos apoya la ley que permitirá que Chile deje de ser uno de los pocos países en el mundo que todavía penaliza el aborto terapéutico, Dides reconoce que también se preparan ante un eventual veto por parte del Tribunal. "En caso de que perdiéramos, estamos viendo la posibilidad de ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos por violación a los derechos de las mujeres", le dijo a Télam.

El candidato presidencial oficialista, Alejandro Guillier, llamó al TC a "no ideologizar el debate" y restringirse a las condiciones constitucionales o no de la ley.

Sobre este punto, Bachelet expresó ayer que la ley autorizará la interrupción del embarazo solo en las tres causales y en ningún caso habilitará el aborto libre como aseguran quienes están en contra.

Para los próximos dos días, las agrupaciones que impulsan la iniciativa organizaron distintas actividades frente al Tribunal para pedir que los jueces declaren la constitucionalidad, último paso antes de que la Presidente pueda promulgarla.

Se espera que la resolución se conozca antes de fin de mes, ya que hasta entonces la presidencia del Tribunal seguirá a cargo de Carlos Carmona, designado por Bachelet, y será él quien desempate en caso de un fallo dividido.

Publicar un comentario

 
Top