Cholila Online

 

Federico Kaski, ex director de la ANMAT y presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria denunció que el gobierno dejó de comprar hace más de un año Sofosbuvir, droga fundamental para el tratamiento contra la Hepatitis C. Kaski sostiene que el estado se retiró de manera deliberada para facilitarle el negocio al laboratorio extranjero que produce el medicamento

En Argentina hay detectadas 115 mil personas que padecen Hepatitis C, que es la forma más virulenta de esta enfermedad que puede causar la muerte si no es atacada con las medicinas específicas que se han desarrollado para ese mal.

Pero el estado argentino desde hace más de un año dejó de comprar el Sofosbuvir que es la medicación que, combinada con otras dos drogas -Daclatasvir o Simeprevir-, logran eliminar el virus del organismo tras un tratamiento de entre 12 y 24 semanas.

Esto hace que en la actualidad haya alrededor de 500 pacientes que ven discontinuado su tratamiento y que podrían morir si no es retomado a la brevedad. En el mejor de los casos deberían inscribirse en lista de espera para un transplante hepático con todas las complicaciones y contratiempos que ello significa para obtener un nivel de sobrevida para nada óptimo.

Federico Kaski es el presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria y fue quien hizo pública la denuncia que, por supuesto, no fue tomada por ninguno de los grandes medios con alcance nacional.

“Hay un estado que está negando el acceso a un derecho que antes estaba garantizado” afirma Kaski con dolor y preocupación. “Antes de 2013 no existían estas drogas y la única forma de tratar esta enfermedad era con quimioterapias muy severas, con muchos efectos adversos, que no eran bien toleradas por las personas y solían abandonar los tratamientos”, agregó Kaski.

El Sofosbuvir es elaborado por el laboratorio Gilead Sciences, “una industria multinacional conformada en gran medida por capitales especulativos“, que vende cada pastilla a un precio altísimo y lo varía dependiendo el PBI del país en el que la comercializa señala Kaski quien hasta el gobierno anterior fue secretario de Promoción y Programas Sanitarios del Ministerio de Salud además de subadministrador de la ANMAT

A ese laboratorio producir cada pastilla de Sofosbvir le cuesta entre 3 y 7 dólares pero hay países en donde las vende a razón de 1.000 dólares por unidad, denunció Kaski.

Poreso cuando es consultado acerca de si se el estado argentino le está negando los remedios a las personas con hepatitis C para que la empresa Gilead Sciences pueda hacer negocios de alta rentabilidad, Kaski es lapidario: “la verdad es que no le encuentro muchas otras explicaciones”.

Portal de Noticias

Publicar un comentario

 
Top