Cholila Online

 

La ministra de Seguridad de la Nación declaró ante el Senado que "todas las hipótesis deben abrirse" respecto a la investigación sobre la desaparición del joven Santiago Maldonado, ocurrida el 1 de agosto en la localidad chubutense de Cushamen.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, asistió esta mañana a la Comisión de Seguridad Interior y Narcotráfico del Senado para brindar un informe sobre la desaparición de Santiago Maldonado, quien fue visto por última vez el 1 de agosto durante un operativo que realizó Gendarmería en la comunidad Pu Lof en Resistencia, en Cushamen.

El encuentro fue impulsado por la senadora por el Frente Para la Victoria, Sigrid Kunath.

Bullrich dijo que el caso "está en plena investigación", que "hay que investigar todas las hipótesis". Remarcó que el juez Guido Otranto (de Esquel) que lleva adelante la causa, la ministra remarcó que "no caratuló la causa como desaparición forzada de persona" aunque admitió que un organismo de Derechos Humanos radicó la denuncia de ese modo en la fiscalía federal.

Respecto a la posible desaparición forzada, Bullrich cuestionó "que desde el primer minuto se haya acusado una desaparición forzada y querer culpar el gobierno nacional, me parece que tiene otra intención".

Valoró al juez federal de Esquel como "un juez muy objetivo" y recordó que en una causa judicial dejó en libertad al líder mapuche Facundo Jones Huala, quien hoy está detenido en el Penal Federal de Esquel a la espera de la resolución de un pedido de extradición de Chile.

Bullrich en su introducción -antes de las preguntas de los senadores- aseguró que "es intención de este gobierno resolver este caso" (de la desaparición de Maldonado), defendió los procedimientos de Gendarmería Nacional y afirmó que en el marco de la investigación "no se pudo seguir el rastro al otro lado del río como marcaba el perro con el guía" por impedimento de ingresar a la zona de Cushamen donde permanece una comunidad mapuche. Por este motivo, confirmó la ministra más tarde en su intervención, que hoy se realizan rastrillajes en la zona.

La ministra también indicó que Gendarmería Nacional "está siendo investigada de arriba a abajo", que se peritaron todos los vehículos y los resultados fueron negativos hasta el momento. Agregó que "no sabemos a ciencia cierta" si Santiago Maldonado estuvo en el lugar el día del procedimiento de Gendarmería.

Ante la insistencia de senadores por la toma de medidas preventivas de apartamiento de los gendarmes que actuaron en el operativo, la ministra respondió ofuscada: "no voy a hacer la injusticia de querer tirar un gendarme por la ventana para sacarme la responsabilidad, esa es la fácil, es la que siempre hicieron y yo no lo voy a hacer".

La abogada de la familia Maldonado, Verónica Heredia, confirmó que dos testigos se presentaron con su Documento Nacional de Identidad en el Ministerio Público Fiscal de Trelew. Ambas personas declararon en calidad de testigos protegidos y confirmaron que un grupo de gendarmes se habrían llevado al joven artesano durante el operativo del martes 1 de agosto.
Según este relato, Maldonado habría sido detenido en la orilla del río Chubut y trasladado a un camión de Gendarmería para después realizar unos kilómetros hacia la salida del campo ocupado donde se desarrolló la protesta.

Los testimonios también indicaron que Santiago habría sido pasado a una camioneta blanca de Gendarmería que partió rumbo a Esquel.

Publicar un comentario

 
Top