Cholila Online

 

Pinturas rupestres tehuelches en la zona de Vaca Muerta
Los Günün a künä piden que se reconozcan sus derechos ancestrales sobre la zona de Añelo, tal como se hace con los mapuches.

Otro pueblo indígena reclama sus derechos ancestrales sobre Vaca Muerta en Neuquén y no son mapuches. Son los Günün a künä, quienes aseguran contar con todas las investigaciones pertinentes para demostrar su presencia en la zona de Añelo desde hace 5.000 años. 

Su siguiente paso es formalizar una solicitud territorial a la provincia que de aprobarse los ubicaría arriba de una de las reservas de gas y petróleo más importantes del planeta. Desde ese momento las empresas multinacionales tendrían que pagarles derechos de superficie, entre otros ítems vinculados al uso de su propiedad. Antes que los estigmaticen aclaran: “No hacemos piquetes”.

Los Günün a künä son más conocidos como “tehuelches”. Su nombre significa “las personas que somos iguales”. Mantuvieron disputas territoriales con los mapuches -algunos las sitúan entre fines del siglo XVIII y principios del XIX-, sin embargo, la Conquista del Desierto terminó por subyugar a todas las culturas indígenas que habitaban el sur.

Hoy los Günün a künä le piden a la provincia gobernada por Omar Gutiérrez que les sea reconocida su presencia antiquísima en áreas muy sensibles para el desarrollo energético como Vaca Muerta.

Durante el 2016 sus integrantes neuquinos se dedicaron a ordenar los antecedentes que se remontan a 5.000 años en la región. “Queremos que nos respeten como a los mapuches y nos den el sitio que nos corresponde”, indicó al Río Negro, la cacique del lof Lucero Pichina:u, Norma Lucero.

“Tehuelche es el término con el que los araucanos reconocían a los gününes, no es nuestro nombre verdadero. Nuestros antepasados se remontan a 5.000 años, somos anteriores a los mapuches en la zona y por eso ellos tomaron mucho de nuestra cultura”, explicó.

En 2008 el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI)reconoció oficialmente al Lof Lucero Pichina:u. En 2015 la provincia de Neuquén les entregó la personería jurídica. El siguiente paso es la entrega de una reserva.

La vocación de su pueblo por la pintura les permitió dejar numerosos rastros en la región. “Nuestro pueblo es el único que pintaba, por lo que es sencillo identificar donde estaban por las cuevas con arte rupestre como Huenul, acá en Neuquén”, detalla Lucero. “También se pintaban la cara con una mezcla de grasa de piche y arcilla para protegerse del sol y el frío”, agrega.

La comunidad representa a una docena de familias que residen en el área de Rincón de los Sauces y Auca Mahuida. Pero los tehuelches quieren que también se los avale en un espacio mayor. “Tenemos documentada nuestra presencia ancestral en los departamentos de Añelo, Confluencia, Pehuenches y Chos Malal que son las tierras de nuestro pueblo”, dice Lucero.

Esto los enfrentaría a los intereses de los mapuches, la provincia y las empresas petrolera. El gobierno de Mauricio Macri y la gerencia de YPF esperan un boom de inversiones en 2018 con un promedio de US$ 10.000 millones anuales. En este contexto se han ocupado de asegurarle a los empresarios que el conflicto gremial tanto como el indígena están resueltos.

Investigadores del Conicet y la Universidad Nacional de La Plata ya confirmaron el linaje de las familias con los antiguos habitantes de la Patagonia. “Nuestra descendencia está confirmada por los estudios de ADN y es pura. Todo está documentado”, subrayó Lucero.

La cacique dice que su reclamo no incluye acciones violentas. Una manera de diferenciarse de la Confederación Mapuche. “No hacemos piquetes. En gobierno nos han mirado extrañados cuando vamos a llevar algún documento, porque no llegamos a patear el escritorio, pero así somos, yo prefiero esperar 10 ó 15 años que salir a cortar una ruta porque mis derechos terminan donde empiezan los del otro”, detalla. “Nosotros no cortamos rutas, ni hacemos piquetes, somos grandes de estatura, pero pacientes”, concluye.

Publicar un comentario

 
Top