Cholila Online

 

La Justicia le dio quince días de prisión preventiva a la mujer que disparó y mató a Jorge Sierra.

“No tuve para nada esa intención, solo quise asustarlo”, dijo este jueves entre llantos la mujer imputada de haber dado muerte a su hijo, Jorge Sierra, en un hecho ocurrido en el barrio Don Bosco de Trelew. 

Explayándose en terribles detalles de la forma en que presuntamente era agredida de manera permanente por la víctima, la mujer dijo que “hace un montón que estoy pidiendo ayuda por todos lados, sabían que mi hijo estaba mal y nadie me dio solución, tuve que aguantar que me agrediera, que me apedreara, me corría alrededor de la mesa con un cuchillo, saltaba el paredón y a veces las nenas solas”, contó en la audiencia de control de detención.

Con la voz entrecortada, la mujer se expresó ante el juez José García y las partes conformadas por su defensor Abdón Manyauik y los representantes del Ministerio Público Fiscal, la fiscal general Silvia Pereira y el funcionario de fiscalía Aldo Nizetich, durante la audiencia de control realizada en las primeras horas de la tarde de este jueves.

Indicó haber acudido varias veces al Juzgado de Familia solicitando la restricción para que no se acerque y la jueza le manifestó que no podía acceder a esto porque el muchacho estaba enfermo. Contó como alguna vez fue castigado con medida de coerción y a instancias de la defensa le dieron prisión domiciliaria, para detallar las exigencias que siempre impuso.

Mas adelante explicó que a veces acudió a los defensores y reiteradamente debió llamar a la Policía ante la agresividad: “El sábado pasado fui a hacer una denuncia, me la pasaba encerrada en casa, lo llevaron a salud mental donde estuvo internado unos quince días, después lo dejaron salir con medicación, pero poco a poco dejó de hacer el tratamiento y otra vez se puso agresivo. Hasta ayer fui a ver al doctor para que hiciera algo, pedía ayuda en todos lados”, señaló.

Respecto al hecho concreto, dijo que ayer (por el miércoles) volvió a la casa, donde había dejado a sus hijas menores bajo llave en la puerta, pero él convenció a una de ellas para que le abriera. Cuando retornó observó la puerta abierta y la víctima sentada en un sillón, preguntándole que hacía para responder que se venía a vivir. Expresó que le manifestó que eso sería imposible ya que no querían tener mas problemas.

Fue en ese momento que trató de proteger a sus hijas, y se apersonó en casa de su madre que vive a una cuadra y media para llamar de allí a la policía, contabilizando cuatro oportunidades en que la fuerza fue llamada a intervenir, dos por teléfono y las otras oportunidades apersonándose su propia madre y su concubino.

Justamente este último llegó a la casa y lo encontró, pero salió a buscar y a esperar a la Policía. Adentro, Sierra comenzó a manipular un arma de fuego, y cuando ya las nenas se habían ido a la escuela, quedando solo el mas chico de los hijos con la mujer, intentó abalanzarse sobre ella, tropezando con la pata del sillón y perdiendo el arma que fue a parar al piso. Allí, siempre según el relato de la madre, ella la tomó y se produjo el desenlace, habiendo disparado en dos oportunidades, aunque ante las detonaciones el hombre ingresó a la casa y alcanzó a desviarle el brazo cuando disparaba por tercera vez.

“Era mi hijo señor, todo lo que había hecho por él, no fue mi intención, solo quise asustarlo”. Luego salió afuera y dijo haber revoleado el arma hacia la calle o no sabe bien donde, llamó a la ambulancia y a la policía, que ahora sí acudieron en forma inmediata: “por eso me da bronca, cuatro veces la llamamos desde las 10,30 y nunca vinieron, se podría haber evitado esto”.

La Fiscalía expuso los hechos, ocurridos cerca de las 13:30 del día 26 de julio en un domicilio del barrio Don Bosco, de acuerdo a lo declarado por el concubino, que en su declaración coincide con los dichos de la señora, considerando que ante la inmediatez de lo sucedido debía calificarlo como homicidio agravado por el vínculo, artículo 80 inciso 1, que tiene una pena de prisión perpetua, y pidió la apertura de investigación que quedará a cargo de la fiscal María Tolomei y la prisión preventiva correspondiente. Se dio a conocer las declaraciones tomadas y las certificaciones médicas que dan cuenta de dos heridas de arma de fuego.

(Fuente: Fiscalía de Trelew)

Publicar un comentario

 
Top