Cholila Online

 

El secretario de Servicios a la Comunidad se refirió a las tareas que se vienen desarrollando a raíz de la gran cantidad de precipitaciones caídas en los últimos días. “Se trabajó preventivamente desde la semana pasada, pero, en algunos casos, la cantidad de agua superó lo realizado. Se avanzó en paliativos para minimizar los efectos de las lluvias y que los vecinos no se vean tan afectados”, explicó Rubén Palomeque.

Al respecto, Palomeque indicó que “debemos recordar que estamos a 90 días del primer desastre natural y que el fin de semana anterior también tuvimos lluvias importantes. No hemos podido terminar con obras paliativas para sobrellevar este invierno en Comodoro Rivadavia. Estuvimos trabajando con previsión desde la semana pasada, pero, en algunos casos, la gran cantidad de agua caída y la que llega de los cañadones ha superado las tareas realizadas”.

En esa línea, afirmó que “nos llama la atención el comportamiento del agua si uno relaciona los milímetros caídos con la cantidad que traen los escurrimientos naturales y los pluviales, que es inmensamente mayor. Por ello, pese a que está previsto el cese de las lluvias, tenemos que tener en cuenta que el agua va a seguir escurriendo en cantidad debido a las nevadas caídas en los alrededores de la ciudad”.

Respecto al canal de Avenida Roca, el funcionario manifestó que “ha tenido un comportamiento errático, llegando casi al límite de su capacidad a partir del cruce con la calle Colonos Vascos, yendo hacia Ruta 3. Se había limpiado el pluvial y las piletas de decantación en barrio Moure, sin embargo llegó a desbordar en algunos sectores”.

“En el mencionado barrio, se trabajó con personal y maquinaria conformando un frente de contención y de redireccionamiento del cauce que va por calle Marinero López para que el agua no llegue al frente de las casas y se ejecutó un zanjón que desvíe el escurrimiento hacia el canal de Avenida Roca. En dicho sector, vamos a seguir teniendo inconvenientes hasta que se lleven adelante obras aguas arriba, algo que el gobierno nacional prometió financiar. Mientras, debemos continuar con paliativos”, sostuvo.

En referencia a Astra, el responsable de Servicios a la Comunidad expuso que “se rompió dos veces el zanjón que veníamos trabajando, una obra que lleva varios días, lo que provocó que se inunde el barrio”; al tiempo que señaló que “en Los Arenales sucede como en otras urbanizaciones nuevas, que se han loteado en su momento pero aún faltan las obras hídricas. Se estuvo trabajando en dos drenes y en la obra de gas, pero tuvimos problemas con el puente de acceso y se está utilizando el alternativo, que se encuentra hacia el oeste”.

En ese sentido, manifestó que “tenemos situaciones de obras mayores que podrían dar la mejora final a estas urbanizaciones, pero hay mucho para hacer. Es una ciudad que ha crecido de golpe y se han desarrollado urbanizaciones sobre los mismos cauces naturales de escurrimientos y salvar esa situación es muy difícil y costoso”.

“El día después es el de más trabajo, en este momento estamos en la emergencia y toda la ciudad se ve afectada. Debemos tener en cuenta que no contamos con los mismos recursos que teníamos en la emergencia, donde hubo presencia masiva de equipos”, concluyó Palomeque.

Publicar un comentario

 
Top